RSS

En obras... de nuevo!

Por causas ajenas a mi volntad he tenido que cambiar la plantilla del blog.
De momento me quedo con ésta, aunque no me convence del todo, y seguiré buscando.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Dos por uno

Que no se ofenda la sección masculina que me lee, pero he pasado a formar parte del amplio colectivo femenino que, tras tener un bebé, descubre con horror que el padre se convierte en un niño caprichoso (y celoso).

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

He vuelto

Tras varios intentos, por fin he vuelto al blog. La verdad es que nunca me fuí, porque he estado entrando de vez en cuando, a veces para leer nuevos comentarios, y otras con la intención de escribir una entrada. De esas veces, bien me he quedado en blanco, o he tenido que desconectar porque mi bebé me reclamaba!
Así que -por ahora- escribo para contaros que estoy bien, que mi niño es lo más bonito que tengo (qué va a decir su mamá...!), que a veces echo (mucho) de menos vivir en España y que he pasado unos meses interesantes, duros, felices y tristes al mismo tiempo y no en ese orden necesariamente. 
Ahora que empiezo a coger el tranquillo a esto de la maternidad (aunque sé que me queda toda una vida de aprendizaje) espero poder sacar más tiempo para continuar escribiendo por aquí.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Silencio

Se me hace cuesta arriba tener que callarme, pretender que no sé lo que hay, sonreír y no estallar como una botella de refresco agitada.
No sé si estoy haciendo lo correcto o no, en mi cabeza rondan asuntos más importantes ahora mismo, pero el tema que me preocupa a veces consigue eclipsar y empañar lo que debería ser el mejor momento de mi vida. 
Sólo se me ocurre fiarme del kármico "todo lo que va, vuelve", encomendarme a la Divina Providencia y esperar que un día mi silencio haya merecido la pena. 

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Puñaladas

Pocas cosas hay que duelan tanto como la traición. ¿Será porque anteponemos nuestras expectativas y nuestro pateado ego ante el derecho de la otra persona a actuar como le venga en gana? De ser así, ¿sentirse ofendido es un acto de egoísmo?
¿Por qué resulta tan complicado poner en práctica aquello de "no esperar nada de nadie" para no llevarse decepciones?

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS