RSS

Frases de Sexo En NY

De repente me sentí como si llevara pachuli en donde todas llevaban Chanel.

Los hombres a los 40 son tan complicados como el crucigrama del dominical del New York Times, con ellos nunca estás segura de tener la respuesta adecuada.

En NY no hay treintañeros libres, el alcalde Giuliani los ha quitado del medio, como a los vagabundos.

Normal es lograr el término medio entre lo que quieres y lo que consigues.

¿Realmente puedes perdonar si no puedes olvidar?

Después de todo, los ordenadores se rompen, la gente se muere y las relaciones se terminan. Lo mejor que podemos hacer es respirar y reiniciar.

Los hombres son como una droga, a veces te deprimen y otras te hacen estar en una nube.

Quizás solo nos obsesionamos con relaciones que no se han cerrado del todo.

Sexo con un ex puede ser deprimente. Si es bueno, sabes que ya no lo tienes, y si es malo, te das cuenta de que acabas de tener sexo con un ex.

¿Se puede tener un futuro teniendo presente el pasado?

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Hoy me está gustando...


Este par de citas:


Arrepentirse de las cosas que hemos hecho se pasa con el tiempo. Es arrepentirse de las cosas que no hemos hecho lo que es inconsolable. Sidney J. Harris


Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad. Pearl S. Buck


  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Desorientación


A veces me pregunto qué será lo que me empuja a caminar, cuando voy sola, con la vista fija en el suelo, levantando la mirada fugazmente lo justo para no chocar contra la gente.
También me pregunto por qué seré tan inconstante. Por qué no aprendo de mis errores. Por qué soy incapaz de sentirme totalmente a gusto cuando estoy sin pareja. Por qué casi nunca termino lo que empiezo. Por qué no me atrevo a opinar cuando estoy en contra de la mayoría. Por qué doy tanta importancia a lo que no debo y se me escapan los detalles importantes. Por qué exteriorizo mi tristeza enfadándome. Por qué me incomoda recibir cumplidos y me cuesta decirlos aunque los piense. Por qué me siento responsable de los problemas de los demás. Por qué no sé qué quiero hacer con mi vida.
Han hecho falta unos cuantos golpes para darme cuenta de que mi brújula se ha vuelto loca. En este momento de mi vida y superados los 30, me siento desorientada como una niña de 16. (Bueno, al menos las niñas de 16 tienen ilusiones). Yo no sé dónde habré dejado las mías. Con la brújula estropeada, no va a ser fácil encontrarlas, aunque no pierdo la esperanza.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Desamor


Le dijo que no podía imaginar cuánto le amaba. Se lo repitió de nuevo, pero esta vez llorando. Por fin, guardó un dolorido silencio.
Él la miraba distante, con gesto de extrañeza. Después contestó muy despacio que, en efecto, era incapaz de imaginarlo.

(J. M. Fernández Argüelles)

******************************

¿Debo sonreír porque somos amigos? ¿O llorar porque nunca seremos más que amigos?

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Tenemos lo que nos merecemos


A excepción de los informativos y algún programa muy puntual, hace meses dejé de ver los canales de televisión habituales por dos motivos. El primero es la insoportable cantidad de anuncios que nos endosan y el segundo es la programación tan cutre que ofrecen. Siempre he procurado no engancharme a más de una o dos series a la vez, así que tampoco sigo las historias de los hospitales, ni de las comisarías, ni de autopsias o de asesinatos. Reconozco que posiblemente alguna sea interesante, pero no me llaman la atención.
Hace más de un año que contratamos televisión por cable, y aunque es penoso que entre docenas de canales de pago haya momentos en los que tampoco se ofrezca nada que merezca la pena, la verdad es que generalmente te saca del paso cuando te apetece sentarte a ver algo entretenido.
Da gusto que los programas empiecen a la hora en que se anuncian y que la publicidad esté reducida a la mínima expresión.
La primera vez que tuve “televisión a la carta” fue hace 9 años, cuando viví en el Reino Unido. La verdad es que allí no la echaba en falta, porque la programación nacional tiene más calidad que la nuestra. Esto se debe en gran parte a la licencia obligatoria que hay que pagar por cada aparato de televisión que se tenga en casa. Por supuesto siempre hay espectadores que se quejan de los programas que se emiten (es evidente que no conocen el percal que tenemos en España) porque todo es susceptible de mejora.
No entiendo por qué los españoles somos tan conformistas en temas como éste. Las personas con las que hablo del tema se quejan de la mala calidad de lo que se emite (programas de cotilleos, series infumables) pero los índices de audiencia están ahí, contribuyendo a que toda esa basura continúe en antena. He llegado a pensar que debe haber mucha gente que en cuanto llega a casa enciende la televisión aunque no esté prestando atención a lo que echen, porque me cuesta creer que ciertos programas tengan seguidores.
Un ejemplo del declive de nuestra televisión es el de la programación infantil. Los niños llegan a casa a media tarde y no tienen las opciones que tuvimos nosotros hace 15 ó 20 años. Ahora tienen que tragar programas “rosas”, series americanas malísimas o talk shows patéticos tipo “El Diario de Patricia”. No me extraña que haya tantos críos enganchados a las consolas.
Pero en fin, el que no llora no mama, y como en muchas otras cosas, tenemos lo que nos merecemos.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Algunas cosas que me gustan

Reírme
El verano
Frankie y Johhny
Los tulipanes
Los pastelitos de la Pantera Rosa
Los perros
Los gatos
Las palmeras
El sol
Reírme
Desayuno Con Diamantes
Guardar monedas
Comer pipas
Que me toquen el pelo
Los monos
El rock
El inglés
Los pueblos
La playa
Las geishas y sus kimonos
Las sorpresas agradables
Sex & The City
Irlanda

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS