RSS

P'alante

Se me ha pasado lo de ayer. Y aunque:
hoy ha sido un día frío y gris
mi perro vuelve a estar pachucho
he pasado casi todo el día destemplada
un paquete que esperaba (desde hace 1 semana) no ha llegado
las cosas se han torcido en el trabajo
he tenido gastos imprevistos
y recibo el primer correo de JL en más de una semana (una única línea para decirme que se va de "finde" a Sevilla)

...continúo estando de buen humor.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Copla Mix


Llevo TODO el día canturreando copla, casi sin poder parar. Bueno, copla y canción ligera, que ya no distingo. En alto, en bajito, o para mis adentros. Lo más gracioso es que no me sé ninguna entera, así que canto lo que conozco, invento sobre la marcha y uno unas tonadillas con otras. Así, fumando espero al marinero de luces que vino en un barco de nombre extranjero y era Francisco Alegre, un torero andaluz que me dijo así: pisa, morena, pisa con garbo, que un relicario me voy a hacer... con tus dientes (qué mona iba a quedar después). Y yo, llora que llora por los rincones porque el amor llegó a mi vida como una ola (a lo tsunami) y hoy quiero confesar que sigo enamorada.

Parece mentira, a lo que se llega. Yo, una ex lectora (en mis tiempos jóvenes) de Kerrang o Metal Hammer; que una de cada 100 canciones que tengo es en español, y que soy menos romántica que el temario de unas oposiciones, me veo como atrapada en una espiral de amores malditos, batas de cola y peinetas.

Pero no me quejo. Sólo canto copla cuando estoy contenta, con o sin motivo, y si hoy no he parado, es una buena señal. Y con señales así, me siento bien pagá. ¡Y olé! :-D

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Bloqueo del lector


Supongo que prácticamente todos los que nos hemos puesto a escribir en algún momento de la vida, hemos sufrido el bloqueo del escritor. Desde quienes se dedican a ello profesionalmente (o con cierta constancia), pasando por los que - como moi - han tenido sus momentos de inspiración (que después resultaba no ser para tanto), y por supuesto aquellos que se han visto obligados por cuestiones académicas a plasmar por escrito temas tan diversos como las vivencias veraniegas, o un ensayo acerca de los paralelismos entre los cantares de gesta del siglo XII y la filmografía de Almodóvar en el período pre- Tacones Lejanos.
Prácticamente todos nos hemos sentado alguna vez frente a un folio pautado, cuadriculado o en blanco, y así se nos han quedado las ideas.

Bueno, pues yo estoy atravesando un momento de bloqueo del lector. Terrible. Estos días únicamente acierto a hojear revistas, y prácticamente sólo miro la fotos... como mucho leo los titulares. Es como estar en la sala de espera del dentista, temiendo que te llamen. Coges una revista casi por inercia, pero no estás a lo que estás. Con ese bloqueo mental no distingues Hola de Car and Driver.
Los suplementos dominicales apilados en mi escritorio se me hacen un poco cuesta arriba, con todas esas entevistas interminables y esos malvados artículos de opinión que intentan hacernos pensar.

No sé qué es peor: ser incapaz de poner tus pensamientos sobre el papel o que tu mente esté en huelga intelectual indefinida y se niegue a procesar una simple lectura.

En teoría había empezado (como indica mi lista de "Greatest Hits" de lectura de la parte inferior de este blog) con otro libro de Mitch Albom, pero no he sido capaz de pasar de la página 5. No por culpa del libro, que tiene pinta de ser bastante entretenido, sino porque cada vez que lo abro, me quedo en blanco. O me pongo a pensar en otras cosas y se me quitan las ganas de seguir. No me centro.

Supongo que esto debe ser lo que experimentan las Belenes Estébanes del mundo.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Éste sí, éste no, éste me gusta, me lo agencio yo


He leído muchas veces acerca de la búsqueda de la pareja ideal. (El último texto al respecto ha sido éste de Paper, cuyos posts me hacen pasar buenos ratos).
Nos quejamos de los encontronazos que van surgiendo por ahí, de príncipes azules que destiñen y de princesas de cabellos de oro que resultan ser extensiones. Ligues que por h o por b no cumplen nuestras expectativas. Y por lo que leo y veo, la mayoría vamos de fracaso en fracaso. Dándole al coco acerca del tema, se me ha ocurrido una posible causa, aunque admito más sugerencias: probablemente la facilidad y disponibilidad de medios para conocer gente nos vuelve exigentes e intransigentes a la hora de tolerar pequeñas cosas de la otra persona que no nos gustan, cuando quizás en otra época o en diferentes circunstancias hubiésemos tragado con ellas. Hoy en día nos descartamos unos a otros rápidamente porque sabemos que existen muchas probabilidades de que surja otra persona (sí, lo sabemos, aunque a algunos nos vaya eso de ponernos trágicos de vez en cuando y digamos lo de "me voy a quedar sol@ para los restos" - con Mirando al mar sonando de fondo).
Además, queremos y pedimos calidad y cualidades, pero creo que no nos paramos a pensar en si lo que ofrecemos nosotros a los demás está al mismo nivel de lo que buscamos. Porque nos guste o no, nosotros hemos sido, somos y seremos los príncipes y princesas que salieron, salen y saldrán rana a otras personas.

Aún así creo que por mucho que perfilemos un ideal de pareja en nuestra cabeza, y por muchos filtros que pongamos a la hora de seleccionar con quién queremos estar, de vez en cuando llega alguien que rompe esos esquemas y nos transporta a otra dimensión. Y entonces ya no sabemos si vamos o venimos, y quienes nos conocen alucinan todavía más que nosotros, porque después de dar la paliza durante años con que a tí los que te gustan son los moteros, te pones a salir con un tío que ni sabe andar en bici. Por eso hay parejas tan singulares por el mundo, y por eso cantaba Paula Abdul lo de Opposites Attract. Ella sí que sabía.

Me da risa pensar en el caso de mi amiga C, que con su metro setenta y pico dice que hace "selección natural" y sólo se fija en tíos que le quedan por encima del nivel de los ojos. Ay, fofa, verás, verás cómo cualquier día, sentada en alguna parte, conocerás a un chico sentado a tu lado, con quien mantendrás una de esas charlas en las que sabes que has encontrado a tu medio cítrico, y cuando os pongáis de pie sus ojos quedarán a la altura de tu canalillo. Lo que me iba a reír de tu método de selección! ;-)

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

"No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió..."


¿Se puede echar de menos algo que no se ha vivido o que no se ha tenido?

Estoy acordándome de lo que le pasaba a Caye en Princesas, que sentía nostalgia cuando pensaba en las cosas que quería y que jamás tendría.
Yo no sé si algún día tendré o no aquello que ahora mismo echo de menos, entre otras cosas porque me han enseñado a comprender que nadie puede adivinar el futuro, así que mientras las pretensiones sean realizables, no sirve de nada pensar en "nuncas" y "jamases". Pero volviendo al tema, a veces sí creo que echo de menos cosas que me gustaría que sucediesen. ¿O quizás estoy confundiendo echar de menos con anhelar?

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Love is in the air


No, no me he enamorado ni nada por el estilo. Lo que pasa es que como ya es primavera en El Corte Inglés, se nota en la calle. Más que en la calle-calle de asfalto, se nota en los parques, jardines y otras zonas verdes. Aquí aún quedan vestigios del invierno (o sea, que por la tarde todavía "rasca"), pero eso no impide que los lugares antes mencionados estén salpicados de parejitas. El amor, que lo puede todo y no entiende de climatología :-)

Cuando la(s) pasada(s) primavera(s) la abajo firmante se encontraba - para no variar - en pleno(s) desengaño(s) amoroso(s), me daba mucha rabia tropezarme con un par de pastelosillos cada 20 metros, pero este año me da igual. De hecho, hasta lo encuentro gracioso, dado el panorama. Porque ¿qué puede haber más romántico que tumbarte con tu churri en una pradera que es habitualmente utilizada como letrina pública y canina? O esa pareja, sentada en un banco en el paseo junto al río, contemplando el gris verdoso (o verde grisáceo, dependiendo de la luz) de sus aguas y la ocasional botella que flota corriente abajo o se queda encallada en la orilla haciendo compañía a un carrito de supermercado, dos vallas oxidadas de alguna obra y una colección indescifrable de plásticos, latas, ramas sueltas y objetos varios? Por no hablar, para completar el conjunto, de los inevitables mirones, que en esta época afloran como hongos tras los árboles y arbustos.

Es lo que tienen los paisajes pseudo-bucólicos de ciudades como la mía, que como escenario romántico se quedan en un quiero y no puedo. Igual que muchas de las historias de esas parejas.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Y lo bien que se siente una después...

Llevo toda la tarde y parte de la noche haciendo cambios.
Me he deshecho de ropa y calzado que ya nunca uso; de metralla que tenía en varios cajones de mi habitación, esas cosas estúpidas que conservas "por si acaso" y que terminan olvidadas. (¿Por qué habré estado guardando un folleto sobre Escocia de 1998...?) He cambiado un par de muebles de sitio (menos mal que no creo en el feng shui, porque no quiero ni pensar en cómo tendría antes las cosas distribuidas, ni cómo las habré dejado ahora). He renovado la música de mi mp3. He cambiado la ruta de paseo con el perro, porque estaba harta de ir siempre por el mismo sitio - no me había dado cuenta de ello hasta hoy. He cambiado mis eternos vaqueros de entresemana por una falda (al fin y al cabo ya es primavera en El Corte Inglés, y mi maniobra forma parte de mis propósitos de Año Nuevo, listados por ahí, en una entrada antigua). He dejado de enviar el ocasional correo lastimero a JL quejándome por su falta de atención (si quiere seguir en plan Guadiana, él se lo pierde). He borrado mi abandonado videolog y he abierto un álbum en Flickr, que es un sitio mucho mejor y más completo que Fotolog. Y he decidido que si hace buen tiempo, voy a cambiar mis siestas de los sábados o de los domingos por visitas al pueblo, que me compensa bastante más en todos los sentidos.
Dicen que los pequeños cambios pueden hacer grandes diferencias. Vamos a ver si es cierto.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Otra más, de las que alegran...!

Toss The Feathers


¿A que dan ganas de bailar?

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Otra de mis favoritas

The Hardest Day


Muy bonita, aunque haya momentos en los que el inglés de Alejandro suena un poco a lo Príncipe Gitano "in the ghettoooo..." :-D

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

¿Viva? la gente

La esencia del trabajo de una geisha consiste en descubrir algo agradable en todo el mundo.
Esto significa que puedo ir tachando "geisha" de mi lista de trabajos potenciales y de las opciones de los buscadores de empleo :-) . Vamos, que si un día me voy al paro, tendré que decirle a la amable señora del mostrador del INEM que no cuente conmigo si salen vacantes para geisha, ni maiko. Y además van a ser los primeros anuncios que tache en los Clasificados del periódico. Vaya, y yo que quería aprender a tocar el shamisen...
No sirvo para descubrir cosas agradables en todas las personas que pasan por mi vida. Hmm... ni siquiera en la mitad de la gente. No sé si eso me convierte en una arpía, en una egoísta o directamente en mala persona, pero como diría Alaska, yo soy así y (probablemente) así seguiré.
Me han dicho en varias ocasiones que se nota que me gustan más los animales que las personas. Antes me daba vergüenza admitirlo, pero ahora no. Y cada vez menos. Puede que el hecho determinante haya sido trabajar de cara al público durante los últimos años. Por supuesto que hay gente a la que quiero, gente que me gusta, gente a la que admiro e incluso gente a la que me gustaría parecerme en algunos aspectos. No padezco fobia social ni mucho menos, pero digamos que si cogemos una balanza gigante y ponemos en un lado el Arca de Noé al completo y en el otro un barco de Costa Cruceros en temporada alta, me quedo con el Arca. Incluso desalojaría a Noé!
Buscar cosas positivas en personas que no son santos de tu devoción es un ejercicio bueno para la mente y el espítitu, que incluso me he propuesto practicar ocasionalmente a partir de hoy mismo. Lo que pasa es que siendo una amateur en la materia, cuando me vienen a la cabeza personas como por ejemplo la bruja de mi vecina del 1º, me entra una risilla floja intentando descubrir sus lindezas ocultas.
Un momento. No me lo puedo creer, acabo de encontrar algo positivo en ella, así, sobre la marcha: Como vive en el 1º, tiene la deferencia de utilizar las escaleras continuamente, de manera que apenas existen posibilidades de que tengamos que coincidir en el ascensor. Ah, pues esto es más fácil de lo que pensaba! :-) Huyyy... que ya me veo ciñéndome el obi...

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Frío, frío

Los emails de JL que recibo últimamente, no sólo han disminuido en cantidad, sino también en contenido. Ahora la media se sitúa en las 3 líneas, lo justo para saludarme, decirme que está muy liado, esperar que yo esté bien y despedirse. A veces juraría que copia y pega los mensajes de una vez para otra. Hay días en los que tengo asumida esta nueva stuación, pero otros - como hoy por ejemplo - me apetece quejarme. A él ya no le voy a decir nada, primero porque tiene derecho a hacer lo que le parezca, y segundo, porque me va a contestar lo de otras veces. Pero aunque no me queje a él, quiero protestar. Como soy una malpensada con una imaginación desbordante, hoy vuelvo a tener la sensación de que está dejando que nuestra amistad se vaya apagando poco a poco, como quien no quiere la cosa. ¿Por qué será que mi intuición me dice que se está cansando de mantener el contacto conmigo? A veces pienso que me envía los correos a propósito, justo cuando está más ocupado con el trabajo, para no tener que explayarse. Sin embargo según me cuenta, dedica casi todas las tardes-noches a salir y divertirse con sus amigos, y pasa muchos domingos enteros vegetando en casa.
Hace unos meses, cuando nuestra relación comenzó a templarse, hablé con él y y me dijo que continuaba queriéndome igual, que seguía siendo muy especial para él, solo que estaba muy ocupado. Pero yo creo que cuando una persona te sigue apreciando de la misma manera, se percibe, aunque sus mensajes sean de 3 frases. En nuestro caso he notado un cambio significativo en el contenido tanto de sus correos como de las escasísimas llamadas de teléfono (a excepción de la última que tuvimos hace unos días).

Ya que no se lo digo a él, prefiero quejarme aquí, porque quizás así termine aceptando nuestra nueva situación. Es probable que yo esté siendo egoísta al pedirle más atención, y es probable que él no esté siendo del todo sincero al prometerme que nuestra amistad no ha cambiado.

En un ramalazo de inmadurez se me ha pasado por la mente la idea de intentar darle celos, pero es una ocurrencia completamente absurda (y un poco de patio de colegio, dicho sea de paso). Para empezar, con la vida tan sosa que llevo ahora, necesitaría inventarme una historia, y eso no sólo no me llevaría a ninguna parte, sino que sería agotador tener que mantener una mentira consistente para no ser descubierta. Descartado. La otra posibilidad que he barajado es la de adoptar esa actitud que suele funcionar con mucha gente: ignorarlo :-) Y la tercera opción es continuar como hasta ahora, sufriendo en silencio como los del anuncio de marras.

En fin, que no tengo muy claro cómo afrontar la situación. Sería un buen dilema para consultar con la almohada, pero vaya por Dios, no uso.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Momentos de insomnio


Desde los 15 ó 16 años me ha encantado quedarme despierta por la noche hasta muy tarde. Tengo por costumbre dejar cerca de mi cama un libro y una radio pequeñita. Los utilizo dependiendo del momento que esté atravesando. Porque mi vida va evolucionando de acuerdo con momentos bastante marcados. Por ejemplo, ahora mismo, como ya he contado en otra ocasión, estoy atravesando un momento japonés. Así, cuando navego por internet dedico mucho tiempo a leer acerca de la cultura nipona, la tradicional y la moderna. Incluso hago alguna compra relacionada con el tema, y por la noche estoy leyendo Vida de una geisha.

Anteriormente pasé por un momento histórico. Digo "histórico" porque estaba enganchada a los relatos de la Historia que emitían en un programa de radio nocturno, y durante el día solía buscar información adicional a lo que había escuchado la noche anterior si el tema me había parecido interesante.

También he tenido mi momento Salsa Rosa, durante el cual algunas revistas de cotilleo puro y duro tomaron el relevo del libro de turno de mi mesita de noche. Afortunadamente esta época fue bastante breve y terminé hartándome de tanto petardeo nacional.

Recuerdo el momento esotérico, durante la época del instituto, en el que me enganchaba cada noche a un programa de radio de los de "pasar miedo". Después durante el día, de repente me acordaba de las psicofonías que habían puesto la noche anterior y me autosugestionaba hasta el punto de ir por casa encendiendo todas las luces y procurando no quedarme sola.

Una serie de momentos recurrentes en mi vida son el cinéfilo, el melómano, el viajero o el momento fashion :-) , cuando me engancho durante meses a comprar revistas de moda.

En fin, que he tenido muchos otros momentos, pero el que sin duda se repite con mayor fecuencia es el momento comecocos, cuando algún tema relacionado sobre todo con asuntos laborales o del cuore, me tiene obsesionada y no me concentro ni leyendo ni escuchando la radio. Suele durar lo que a mí me parece una eternidad, y cuando por fin desaparece, me deja un tono más oscuro de ojeras, alguna arruga nueva y la sensación de no haber aprendido nada nuevo. Qué puñetero.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Prejuicios y Mad World

Esta tarde/noche se escapó mi perro y me tuvo casi dos horas esperándole en el lugar del parque donde siempre que "se despista" nos encontramos para volver a casa. Si se dan las siguientes circunstancias: que haya oscurecido, ser chica, estar sola y sentada en un banco o dando pequeños paseos para no morir de frío, el 99% de la gente que pasa por delante reacciona de la misma manera: los hombres solos se quedan mirando y se voltean en varias ocasiones cuando te han rebasado (los más atrevidos y/o desesperados te dicen eso de "Hola guapa, estás sola?") y las parejas te miran fugazmente un par de veces. Escandalizadas, si se trata de gente de más de 50 años.
Un hombre solo, de noche, sentado en un banco o dando pequeños paseos, pasa inadvertido.
En fin, hoy he visto en otro blog un vídeo de una versión de Mad World de Tears For Fears y me apetece tenerlo aquí también.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS