RSS

Love is in the air


No, no me he enamorado ni nada por el estilo. Lo que pasa es que como ya es primavera en El Corte Inglés, se nota en la calle. Más que en la calle-calle de asfalto, se nota en los parques, jardines y otras zonas verdes. Aquí aún quedan vestigios del invierno (o sea, que por la tarde todavía "rasca"), pero eso no impide que los lugares antes mencionados estén salpicados de parejitas. El amor, que lo puede todo y no entiende de climatología :-)

Cuando la(s) pasada(s) primavera(s) la abajo firmante se encontraba - para no variar - en pleno(s) desengaño(s) amoroso(s), me daba mucha rabia tropezarme con un par de pastelosillos cada 20 metros, pero este año me da igual. De hecho, hasta lo encuentro gracioso, dado el panorama. Porque ¿qué puede haber más romántico que tumbarte con tu churri en una pradera que es habitualmente utilizada como letrina pública y canina? O esa pareja, sentada en un banco en el paseo junto al río, contemplando el gris verdoso (o verde grisáceo, dependiendo de la luz) de sus aguas y la ocasional botella que flota corriente abajo o se queda encallada en la orilla haciendo compañía a un carrito de supermercado, dos vallas oxidadas de alguna obra y una colección indescifrable de plásticos, latas, ramas sueltas y objetos varios? Por no hablar, para completar el conjunto, de los inevitables mirones, que en esta época afloran como hongos tras los árboles y arbustos.

Es lo que tienen los paisajes pseudo-bucólicos de ciudades como la mía, que como escenario romántico se quedan en un quiero y no puedo. Igual que muchas de las historias de esas parejas.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

1 mensajitos al respecto:

Paperboat dijo...

Y es que ya se sabe, que a veces querer o tener la pretensión de no es garantía de conseguir lo que quieres. Incluso cuando aparentemente lo tienes...

Besos.