RSS

Y lo bien que se siente una después...

Llevo toda la tarde y parte de la noche haciendo cambios.
Me he deshecho de ropa y calzado que ya nunca uso; de metralla que tenía en varios cajones de mi habitación, esas cosas estúpidas que conservas "por si acaso" y que terminan olvidadas. (¿Por qué habré estado guardando un folleto sobre Escocia de 1998...?) He cambiado un par de muebles de sitio (menos mal que no creo en el feng shui, porque no quiero ni pensar en cómo tendría antes las cosas distribuidas, ni cómo las habré dejado ahora). He renovado la música de mi mp3. He cambiado la ruta de paseo con el perro, porque estaba harta de ir siempre por el mismo sitio - no me había dado cuenta de ello hasta hoy. He cambiado mis eternos vaqueros de entresemana por una falda (al fin y al cabo ya es primavera en El Corte Inglés, y mi maniobra forma parte de mis propósitos de Año Nuevo, listados por ahí, en una entrada antigua). He dejado de enviar el ocasional correo lastimero a JL quejándome por su falta de atención (si quiere seguir en plan Guadiana, él se lo pierde). He borrado mi abandonado videolog y he abierto un álbum en Flickr, que es un sitio mucho mejor y más completo que Fotolog. Y he decidido que si hace buen tiempo, voy a cambiar mis siestas de los sábados o de los domingos por visitas al pueblo, que me compensa bastante más en todos los sentidos.
Dicen que los pequeños cambios pueden hacer grandes diferencias. Vamos a ver si es cierto.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

3 mensajitos al respecto:

Chespialpe dijo...

Yo creo que si que los pequeños cambios a la larga son grandes diferencias. Un saludo

tu prima "la de zumosol" dijo...

Ole mi niña! Ya era hora de que empezaras!!! Cuanto me alegro!
un besin

Pampanitos Verdes dijo...

:-)