RSS

Lo que se cuece a cinco pies del suelo

Se acerca una Primera Comunión en la familia y malditas las ganas que tengo de ir. Pero claro, soy la madrina...
Se acerca un cumpleaños en la familia y no estoy ahora como para gastos. Pero claro, soy la madrina...
¿¡Quién me mandaría aceptar ser la madrina!?
En clase de Photoshop he superado el nivel de conocimientos de mi profesor, y aún me quedan un par de meses de curso. ¿Quién me va a aclarar las dudas a partir de ahora?
Llega el buen tiempo, tengo un armario atascado de ropa y nada que ponerme.
¿Por qué cada vez que P. me envía un sms incluye un comentario de cotilleo "salsarosil"? Me estoy labrando una fama...
Espero no tener ningún accidente mañana, porque lo he ido dejando, dejando, y tengo las piernas que parezco una tarántula.
El viernes voy a acertar el premio gordo de los Euromillones, lo sé. Es un presentimiento. El de todas las semanas.
He aumentado una talla de sujetador. Y de todo lo demás también, cómo no.
Pues a mí la Paris Hilton no me cae tan mal.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

4 mensajitos al respecto:

Anónimo dijo...

me gusta tu manera de escribir

Pampanitos Verdes dijo...

Anda, muchas gracias! Aunque precisamente esta entrada la escribí según iban surgiendo mis pensamientos, literalmente. Este ejemplo, en mi mundo, supone todo un despliegue de lucidez mental.

finnegan dijo...

niña, pero tú pa que te metes a madrina ni ná ni ná???

entre las piernas de macario y tu nueva talla de sostén, vas a ser la sensación en tus próximas reuniones familiares ;-)

y a mí la canción de paris hilton (la que se oyó por la radio, tampoco tengo tanto estómago como para haberme tragado todo el disco) tampoco me parece tan mala...

un besote.

Pampanitos Verdes dijo...

Cuando me ofrecieron amadrinar a la criatura yo era joven e inexperta...ains!

Esto de coger una talla más en plena operación bikini no estaba previsto. Lo de los pelillos tiene solución a corto plazo, pero me tengo que poner a batallar con el michelín sobrante YA.

Más que las dotes artísticas de Paris, lo que me gusta es esa autoconfianza tan grande que tiene. Ella paaaaasa de todo, y hace bien, y es muy risueña. Hay quien dice que siendo millonetis ya puede, pero yo creo que no tiene nada que ver. Eso va con la personalidad. Si no, mira a Vicky Beckham, tan podrida de dinero como de complejos.
Un altro bacio per te.