RSS

Oh, what a night!


¿Qué sucede cuando por casualidad se reencuentran dos viejos amigos y después de casi una década de saludos esporádicos y breves se dedican - porque sí - quality time y comprueban que no sólo conservan lo que les unió en aquel entonces, sino que descubren afinidades casi escalofriantes? El mismo sentido del humor, una trayectoria de vida parecida (y paralela), las mismas decepciones, las mismas ganas de reír y - aquí viene lo alucinante - una pasión compartida por Japón, con sendos manuales de japonés para principiantes y la misma novela temática de un autor virtualmente desconocido.

Pues cuando se da una de estas casualidades, sucede que comparten un día, una noche, unas horas de plena felicidad... que sin duda volverán a repetir.


Gracias por ayer, D. x

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

2 mensajitos al respecto:

Anailé dijo...

Te entiendo...
Estoy pasando por la misma situación exactamente...
Saludos!!

Pampanitos Verdes dijo...

Es estupendo descubrir a alguien tan afín, y sin que existan otro tipo de complicaciones sentimentales.
(Cruzo los dedos)

Saludos!