RSS

La primera impresión no es la que cuenta

Ayer me presentaron a una chica llena de contrastes. Bueno, al menos a mí me lo pareció. Físicamente iba muy maquillada, con el pelo como recién salido de la peluquería, y llevaba unos pendientes, pulseras y anillos de oro bastante llamativos, pero más propios de mujeres de la edad de mi madre que de alguien de treinta y tantos años. Manicura impecable, top muy elegante. Eso de cintura para arriba. De cintura para abajo llevaba unos vaqueros con los bajos hechos trizas y unas All Star "con mucho trote". En cuanto al trato, era una chica agradable, aunque en mi opinión un rato cursi, que me hizo reír para mis adentros por unos cuantos detalles; sin embargo también habló largo y tendido de temas del campo, del ganado y de su pueblo.
Me hizo pensar en lo que son las primeras impresiones. Dicen que son las que cuentan, y que son poderosas, pero me parece que hacer caso de ellas es caer en un error muy grande. A pesar de que en líneas generales no me importa demasiado lo que los demás piensen de mí, por alguna razón me incomoda ese primer paso de conocer a alguien nuevo, me produce inseguridad y sé que en muchas ocasiones esa primera vez, aunque quisiera, no actúo tal y como soy. Supongo que esto me habrá privado de profundizar con algunas personas, pero también habrá quien se haya llevado una sorpresa, percibiéndome como una tímida florecilla campestre en un primer momento, que con el trato se convierte en un Tiranosaurus Rex :-D Es broma, la cosa no es tan grave. Palabrita...

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

3 mensajitos al respecto:

Orleans dijo...

Huy, la penúltima frase habla acaso de mí?Jejeje.
No sé,según los demás,la primera impresión que se tiene de mí es agradable...tal vez por ser blanquita de piel,tener el pelo rizado,los ojos claros,etc...pero lo que no saben es que los tengo bien puestos cuando se da la ocasión.Exactamente,las apariencias engañan.

Pampanitos Verdes dijo...

Orleans, el Querubín Diabólico!

:-D :-D

la eterna buscadora dijo...

Las primeras impresiones son muy malas, y no deberían contar. Yo no sé muy bien qué impresión doy al resto del mundo, pero cuando ví por primera vez a mi rubio pensé todo lo malo que se puede pensar de un chico, que era un chulo-playa, que tenía pinta de prepotente, de creído... y al final ni una cosa ni otra. Es un sol!
Además hay mucha gente que cuida su aspecto externo y que se preocupa por la manicura (yo misma cuando tengo uñas) o por el pelo... pero aun así no sirve para "juzgar" o valorar a la gente!
Bien hecho, pampanitos ;-)