RSS

Me estoy dando cuenta de una cosa


Cada día que pasa, la negatividad, el auto-menosprecio, el humor rancio y las pocas ganas de ver el lado bueno de las cosas, hacen que JR vaya perdiendo el atractivo que un día me enganchó a él.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

9 mensajitos al respecto:

k dijo...

No le conozco, y es muy posible que me equivoque, ójalá, pero lo que describes es el tipo "existencialista". Al principio atrae por su aparente rica vida interior, pero al final cansa bastante porque siempre requiere atención y hagas lo que hagas, no aciertas nunca. Tambien se llama "amargao".
Espero que no te hayas explicado con suficiente claridad o qu yo no te haya entendido bien.
Un abrazo.

Amapola dijo...

no se quien es, pero me paso lo mismo y lo acabe dejando xq era un poco dañino para mi.

Orleans dijo...

Este tipo de personas no aportan nada bueno.No puedo juzgar a nadie a través de un post,pero has sido tan directa y tan clara que creo que no admite dudas...será mejor que vayas dándole las gracias por los servicios prestados.Cuesta,pero al final una termina liberándose.Un abrazo.

Ingrid dijo...

Ya sabes qué opino: dile adiós y para siempre. K lo ha clavado, así es como también me lo imagino yo. En todas relaciones hay baches, pero si solo te aporta tristeza mantener la relación es masoquismo.

TT dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
TT dijo...

Hemos nacido para sufrir,pero en algunos momentos podemos elegir donde decir "basta",segurisimo que no te merece,todo llega,mirame a mi ¿quien me lo iva a decir?la vida da muchos cambios,disfruta y saca partido de ellos,un abrazo

Irene Jansen dijo...

A veces nos enamoramos más de la idea que imaginamos de una persona que de la persona misma.

Comentaba con mi madre no hace tanto una catástrofe amorosa que tuve. Un chico que me atrapó, pero, como siempre pasa, en cuanto te tienen dejan de darte ese algo que te conquistó. Y una se empeña, lucha por recuperar eso que supuestamente él tenía. Pero era sólo una imagen, un espejismo. Mi madreme dijo:"Hija, es que yo creo que tú lo que tenías eran muchas ganas de enamorarte, y decidiste atribuir todo lo que tú buscabas a la persona que tenías más a mano. Sólo querías enamorarte, y no miraste de quién". (Por cierto, no viene al caso, pero aclaro que me dijo luego "no es que él sea malo, es que no es la persona para ti".

Una frase tan sabia, tan llena de experiencia, aún me tiene atribulada. Y es que mi madre no me conoce, nunca hemos hablado de cosas de la vida, no sabe mis gustos ni mis intereses. Y sin embargo, dio en el blanco de lleno. Aún pienso a menudo en esa conversación. Porque me encanta estar enamorada, pero quiero aprender de errores pasados y saber que la persona que tengo a mi lado sí tiene lo que yo busco, lo que necesito, lo que me hace vibrar.

Carlospuerto dijo...

Una retirada a tiempo siempre es la mejor solución. Lo más honesto para los dos.

RdB dijo...

Parece que hay más "torturados" de los que pensamos...!
Son introspectivos, sensibles, melancólicos y observadores. Te atraen irremediablemente con su aire dramático y trascendente. Han leído, pintan, escriben o componen para canalizar su hiperemocionalidad, y cuando te atrapan, pueden llegar a cruzar en una milésima de segundo la frontera entre torturado y torturador.
Si tienes algún momento de lucidez y buenas piernas para correr te acabas dando cuenta de que no tienen más razones para ser infelices que tú. Que no les pasa nada que precise tu atención y tus cuidados constantes. Que no hay nada que justifique el foco que ponen en su vida para dejarte a ti fuera de plano...
Sí, yo me estoy desenganchando de uno gracias a una dosis de simplicidad y una sonrisa que arruga los ojos.