RSS

Nuboso


Hoy he tenido una pequeña gran discrepancia con JR. Fue por algo que él comentó y que considera poco importante, pero que a mí me trae malos recuerdos del pasado, y así se lo he hecho saber (¿no quedábamos en que no hay que guardarse las cosas?). Hay un tema en el que parece que no llegamos a entendernos: yo no quiero que él me cuente historias que tengan que ver con otras chicas, y aunque así lo pactamos hace tiempo, a él se le escapa alguna cosilla de vez en cuando y le tengo que llamar al orden... y se mosquea. Sé que la nuestra puede parecer una amistad absurda: un chico con las ideas poco claras y el corazón pulverizado por otra relación, y una chica enamoriscada del chico con dudas, que, ya que se está dando cuenta de que lo suyo no va a poder ser, aspira a que un día, aunque sea por aburrimiento, esos sentimientos desaparezcan y los dos vuelvan a ser buenos amigos de los que se cuentan todo.


Creo que la distancia no ayuda. No puedo hablar por él, pero soy consciente de que por mi parte, los kilómetros que nos separan hacen que lo bueno parezca buenísimo y lo malo malísimo. La imaginación me juega malas pasadas y me paso los días arrepintiéndome por pedirle lo que en el fondo sé que no me puede dar. Él dice que ahora no quiere saber nada de relaciones, pero que le atraigo en todos los sentidos y que nunca se sabe; pero yo no quiero nuncasesabes, yo quiero, lucho y hasta rezo para que las cosas salgan como a mí me gustaría, aunque sólo fuese por esta vez.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

6 mensajitos al respecto:

k dijo...

Hola:
Parece que el principal problema es el culto a Santa Ex, que a ti te esta haciendo polvo pero a él le está matando. Mientras no deje de sentirse bien por lo mal que se encuentra y le de a la piqueta para derribar ese altarcillo, tiene mal arreglo, pero eso, por mucho que le ayudes o le ayudeis otras personas, lo tiene que hacer él.
Suerte. Te/os deseo que salga bien y dejeis de sufrir; lo demás vendrá por añadidura. Lo digo sinceramente
Un abrazo

Otratazadecafe dijo...

Puff!!!
La verdad es que es una situación delicada. No creo que mi comentario vaya a ser de mucha ayuda, pero te diré lo que he pensado al leerlo.

Está claro que algún día él tendrá que seguir adelante, todos los desengaños amorosos se superan aunque dejen huella, incluso los más dolorosos (afortunadamente).
Habrá que ver si tú estás dispuesta a esperar a que llegue ese momento o si como dices, se te pasará por puro aburrimiento...
Quizá en ese aspecto la distancia ayude, tenerlo todo el día delante sería peor, yo creo.
Que te hable de su ex puede ser un arma para tí, porque así entenderías exáctamente de qué pie cojea, pero claro, si duele tanto quizá no merezca la pena.

Veo muy injusto que él te diga que "no, pero sí"... ojalá se aclare pronto las ideas el chico con dudas.

finnegan dijo...

hola! he volvido... digo he devuelto... o sea, no es que haya potado, sino que regresé... joer, qué lío... en fin, al ídem... o sean, no al fin, sino al lío... que ya me conoces a mí y a mis campañas. no voy a decir eso de mierdas las justas, porque ya te lo conoces. pero en esta ocasión se presta lo de: parientes y muebles viejos, pocos y lejos. pues eso, que igual JR es un poco un mueble viejo y a ti te conviene redecorar tu vida. y sin gastarte un céntimo en ikea. claro que, evidentemente, es mi opinión y, seguramente, estoy hablando más de la cuenta. ah, sí, me olvidaba. que te he echado de menos!

Irene Jansen dijo...

Eso es lo que llamo yo el estado "ni chicha ni limoná". Y no se aplica sólo a el no estoy contigo, pero puede que... sino a otros muchos casos.

Sin ir más lejos, yo tuve un caso claro de "ni chicha ni limoná", más conocido como el "ni p'alante ni p'atrá". Tal vez te lo cuente algún día.

En fin, el caso es que un día te levantas y te das cuenta de que tienes derecho a chicha, a limoná y hasta a postre. Que el autoengaño es muy malo, y piensas "como yo le quiero mucho, mucho, mucho, pues más vale lo poquito que me dé, porque no podría ser feliz sin él". No hija, lo poquito que te dan es una tortura. Pero te levantas un día con la certeza de que te mereces el mundo, y prefieres estar sola pero con la felicidad de que luchas por ti... Y empiezas de cero.

Y mira por donde, cuando dejas de temer dar el portazo de pronto aparece quien te da limoná, chicha y postre... al menos a mí me pasó.

Besos, preciosa.

Ingrid dijo...

Mi primera reacción es contestar: a la mierda con esta relación que no te aporta nada. Se que cuando el corazón se aferra a una persona es muy difícil converncerle que por ahí no va bien.
La única solución que le veo es que uno de los dos se enamore de otra persona y al cabo de un tiempo podreis tomaros un café juntos sin que el alma llore.

Angelicah dijo...

Eso pica... Suele pasar a mi me paso lo mismo y al final me tuve que alejar de mi "amigo-amor platónico" porque para mi era imposible de superar siendo su mejor amiga y viendolo llorar por otras tias se me partía el alma.... que bonitos aquellos tiempos sentimentales