RSS

Vamos a contar mentiras

- ¿Vienes en una hora?
- Tan pronto no puedo, ahora no estoy en la ciudad.

Sobre la marcha y a modo de excusa, se me ocurrió soltar esa mentirijilla sin importancia.
Podía haber dicho la verdad: que no me apetecía ir tan pronto... que de hecho no me apetecía ir en absoluto. Pero me pareció que quizás la verdad le podría parecer mal a la otra persona.
Pocas horas después, yo solita me descubrí no una, sino DOS veces.
Aunque aparenté normalidad, quería que me tragase la tierra.
No soy capaz de dejar de darle vueltas al incidente, pero soy demasiado orgullosa para admitir en voz alta y de motu propio que mentí. Se suponía que la mentira evitaría que la otra persona se sintiese ofendida. Ahora ella sabe que mentí, aunque no me lo diga. Probablemente esté ofendida.
Decimos mentiras pequeñitas para evitar males mayores, y, en ocasiones como ésta, nos sale el tiro por la culata.
¿Le estoy dando demasiada importancia... o... por el contrario, me lo merezco por no ser sincera?

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

11 mensajitos al respecto:

kalikrates dijo...

¡Glups!, ¡tierra, trágame! que sensación mas chunga ¿no?
No le des demasiada importancia, nos pasa a todos. Si quieres explica que es que no tenías ganas de dar explicaciones y por eso ahora te estás explicando por partida doble. Es facil que te lo perdonen si además pones a dios por testigo (alzando la mano hacia los cielos, como en "lo que le viento se llevó") que nunca más volverá a pasar.
En confianza, uno de los motivos por los que no me gusta mentir es porque aún me gusta menos que me pillen.
Un besazo

finnegan dijo...

querida, eso demuestra que las mentiras tienen las patitas muy cortas, que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo y que tienes que liarte la manta a la cabeza y darte cuenta, de una vez por todas, que tienes que ser la number one en tu propia vida y decir las cosas como son. y si la otra persona se ofende o se enfada, pues ya tiene dos trabajos. vamos, que tú lo vales, pero a ver si te lo crees un poquito, reina mora. feliz 2008, que rima con estantería! muchos besos.

TT dijo...

Buenas querida pampanitos,Mentir no esta bien,pero no le des mas importancia, que la que se merezca que le de ,siempre hay mentiras piadosas y heridos sin rencor,dile la verdad,te quedaras mas agusto.besos.

Nxo dijo...

Es fácil de decir, pero es cierto, es mejor decir la verdad, aunque haya que suavizarla. Aparte, que cuando se empieza a mentir no se sabe cuando parar y luego hay que recordarlas todas para no meter la pata :D

No te comas la cabeza, con el tiempo se pasa, sobre todo si empiezas a ser sincera a partir de ahora.

Orleans dijo...

Todos decimos,pensamos o aconsejamos decir la verdad,pero en realidad todos tenemos tu post grabado en los genes.La mentira es una error/necesidad muy humano/a,así que no pasa nada.Un abrazo.

TT dijo...

Querida pampanitos,Feliz año 2008,un abrazo

Ingrid dijo...

Aish! somos tantos que caemos en la tentación de mentir antes que herir!
Nada, esto se soluciona reconociendo la mentirijilla y si ahora ya queda un poco ridículo dar explicaciones, pues nada, no le des más vueltas.

TUNEZ dijo...

a veces es mejor una mentirijilla y salvar matrimonios, un saludo

RdB dijo...

Para mentir, hay que saber hacerlo, y para saber hay que practicar.
Y a mi, que soy inconstante por naturaleza, se me da fatal.
Estuve durante meses llevando al curro verduras hervidas para comer sólo porque para no quedar con un compañero -a quien obviamente no quería decir que no me apectecía- inventé que había vomitado sangre (?!). Y de ahí a la úlcera y de la úlcera a la dieta blanda. Menos mal que cambié de trabajo antes de tener que fingir una hospitalización! ;)

RdB dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Caos dijo...

Las mentirijillas a veces nos salvan y otras nos hunden mas, si merece la pena di la verdad, sino, ten en cuenta tu error e intenta no repetirlo.

Bss