RSS

Amistades Peligrosas


Creo que nos sucede a todo el mundo. Tenemos amistades del trabajo, de la infancia, de la facultad, del gimnasio, de las clases de punto de cruz de los jueves por la noche... Personas estupendas, simpáticas, abiertas y agradables. Un día decides que la gente con tantas virtudes debería conocerse entre sí, de manera que se te ocurre la genial idea de quedar con dos o más amigos cuyo único elemento en común eres tú.
Entonces se produce la hecatombe. O mejor dicho, lo más probable es que se produzcan dos tipos de hecatombe:

Hecatombe inmediata o a corto plazo: de manera casi instantánea, o en el transcurso de lo que dura un café/ una cerveza/ una película, tus dos amistades se causan mutuamente una mala impresión y deciden telepáticamente que de ahí en adelante se odiarán y pelearán por tu atención. La tensión y el falso buen rollito se mascan en el ambiente. Ninguno de tus amigos se atreverá a preguntarte en privado qué has visto en el otro para tenerlo en tan alta estima. Evidentemente, si cuestionan tu capacidad para seleccionar amistades, estarán poniendo en duda su propia valía como amigos tuyos que también son.

Hecatombe a medio plazo: tus dos buenos amigos son presentados y congenian enseguida. Genial. Eres un "amigo en común" fantástico. Animado por la expriencia positiva, te animas a repetir y vuelves a organizar una pequeña reunión. Y quizás otra, y otra más. Y un día descubres que han intercambiado los números de teléfono. Bueno, tiene sentido. En otra ocasión uno de ellos te llama para quedar y te dice que ya ha avisado a tu otro amigo y también vendrá. Qué bonita es la amistad... Con el tiempo averiguas que de vez en cuando quedan ellos dos sin contar contigo... hasta que terminan pasando olímpicamente de tí.
¡Pero qué bonita es la nueva amistad que has creado sacrificando la tuya propia!

A mí me suele suceder el primer tipo de hecatombe (que creo que dentro de lo que cabe es la menos mala). Mis amistades son majas, pero sé que debo mantenerlas alejadas unas de otras. Sería como mezclar churras con merinas. Un jaleo que no traería nada bueno.
Y es curioso pensar que me tienen a mí como nexo. ¿Cómo es posible que pueda conectar tan bien con Fulanito y Menganita por separado y que entre ellos se lleven a matar? Misterios de la vida.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

10 mensajitos al respecto:

brujito dijo...

Igual que te puede gustar el bayleis y la coca cola y entre ellos no se lllevan bien ;-)

mercedes dijo...

En mi experiencia ha habido un poco de todo.A veces, me han agradecido un montón haber presentado a una persona que les ha gustado mucho conocer y en otras ocasiones...no ha habido conexión perooo de todas formas conocer a perosnas nuevas siempre es de agradecer y yo no tengo amigos cerrados de mente que siempre hacen las mismas cosas con la misma gente. Viva la diference!!!!

Irene Jansen dijo...

Hay un caso muy particular. Cuando mantienes aisladas a tus amistades, y sin embargo de pronto un amigo se convierte en novio. Entonces todo el mundo ansía conocerlo.

Por suerte El Guapo es irresistiblemente encantador. Los que lo conocen, lo adoran.

Otratazadecafe dijo...

La hecatombe number one la he vivido yo misma mismamente al conocer a unas amigas de una amiga. No las aguanto! Además mi amiga se comporta en su presencia de forma diferente, como si tuviese una personalidad distinta para cada grupo de gente y la situación me incomoda.

La otra hecatombe me parece bastante peor... una se acaba preguntando ¿quién me habrá mandado a mí hacer las presentaciones?

Otratazadecafe dijo...

Ah por cierto, muy chula la nueva plantilla :D

uncafesoloporfavor dijo...

Es que tu das una de juego...tanto para un caldo como para un revuelto,jeje.

finnegan bell dijo...

soy de la primera hecatombe, también. aunque tengo que reconocer que yo soy un tanto celoso, también para mis amigos y, bueno, pues eso, que mejor no mezclar churras con merinas...

por cierto, que me des el teléfono, que me voy a apuntar yo los jueves por la noche a hacer punto de cruz, que acabo de darme cuenta de que los tengo libres y lo que echan por la tele no me gusta... ;-)

besos

TT dijo...

Querida pampanitos,yo también soy de la primera hecatombe,pero de celos nada,creo que no hay que mezclar nada con nada,hay que saber separar las amistades de los conocidos ,tendemos a equivocarnos que da gusto,un beso .

Eticaniano dijo...

Me encantan estos "análisis sociales" que no encuentras en los libros de Sociología. A mí lo que me suele pasar es que le presento a un amigo mío a otro con el que pienso que congeniará, porque los veo como muy parecidos y con cosas buenas que pueden intercambiarse, pero no hay manera: nunca se caen bien, ni el uno al otro, ni el otro a uno. No lo entiendo.

Orleans dijo...

Considero que es mejor dejar las cosas como están,pues ninguna de las dos hecatombes son beneficiosas para ti.Y puestas a ser egositas,mejor haz lo que te salga más a cuenta...quien quiera amigods,que se lo curre..O,no?