RSS

Fantasmas en el armario

Una vez, hace varios años, tuve un compañero de trabajo con el que establecí una relación de... ¿complicidad? tal, que el resto de los empleados estaban convencidos de que entre nosotros había algo más. Lo cierto es que a mí él me encantaba, y percibía lo mismo por su parte (era una de esas situaciones en las que 'sabemos' que somos correspondidos). Sin embargo ninguno de los dos dio un paso más allá del flirteo.
Cuando dejé la empresa, intenté averiguar si nuestra relación especial se limitaba a la oficina, o si en efecto, había posibilidades de llevarla fuera de ella. Por timidez, no fuí capaz de hablar cara a cara con él, y me escudé en el correo electrónico. Pese a los varios (y a veces patéticos) intentos, nunca recibí una respuesta suya. Eso me decepcionó bastante, sobre todo porque él no es una persona tímida, precisamente (¿o quizás sí?).
Durante un par de años él me incluyó entre los destinatarios de esos correos-chorrada que se suelen enviar a un montón de contactos; a eso se redujo nuestra relación. Ha pasado más de un año desde el último contacto que tuve con él.
Hace un par de días, buscando gente conocida en Facebook, se me ocurrió probar a poner el correo electrónico de su hermana, a quien no conozco, para ver si ella estaba. Fue por simple curiosidad. Lo que yo no sabía es que si la persona está registrada, Facebook envía automáticamente una solicitud de amistad. Me quedé helada.
A las pocas horas, tenía un mensaje de ella preguntándome quién era yo.
Si hubiésemos estado en invierno, me habría ahorrado la calefacción para el resto del día, porque con el corte que estaba pasando, mi temperatura corporal subió varios grados.
Le respondí que era una antigua compañera de trabajo de su hermano, y que "había confundido" el correo electrónico de ella con el de él (ella utiliza su apellido). Ella contestó amablemente que su hermano no está registrado en Facebook y me preguntó si yo aún vivía en Andalucía.
A partir de aquí, no sé qué pasará. Lo que debería hacer es olvidar el incidente, pero como no podía ser de otra manera, ya estoy dándole vueltas a las posibilidades que pueden surgir. ¿Le contará ella lo que ha sucedido? ¿Retomaremos el contacto? ¿Continuarán las cosas como hasta ahora?

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

5 mensajitos al respecto:

^____^ dijo...

uys

por lo menos es muy emocionante, pase lo que pase, seguiras guardando buen recuerdo :)

finnegan bell dijo...

vaya, pues antes he dejado un comentario en el blog de ard en el que decía que no creo en coincidencias, que todo pasa por algo.

y en este caso, pues quizás también sea así, no?

no sabemos si pasará algo, si habrá segunda parte, si un epílogo, despedida y cierre o el principio de una gran amistad (ains, cuánto daño ha hecho 'casablanca'). pero creo que, como dice el anterior comentario, es emocionante la espera.

besitos.

y cruzamos los dedos.

Irene Jansen dijo...

Yo es que eso del Facebook ni siquiera sé muy bien en qué consiste... :S

Ingrid dijo...

Arg! no sabía que facebook mandaba solicitudes de amistad automáticamente!
No pasa nada, creo que le dijiste la verdad y con esto puedes estar tranquila. Con una mentira al final siempre quedas peor. A ver si el pierde la "vergüenza" y contacta contigo. ¡Me encantan estas situaciones!

Pampanitos Verdes dijo...

Bueno, de momento la hermanita no ha vuelto a dar señales de vida, pero si lo hace (o si lo hace él), os mantendré informad@s.
Saluditos a tod@s.