RSS

Cadena de errores

Hace ya algunas semanas que me están surgiendo una serie de planes en cuanto a posibles perspectivas laborales. Lo fastidioso es que, además de ser excluyentes los unos con los otros - si se lleva a cabo cualquiera de ellos, tendría que olvidarme del resto - ninguno termina de materializarse.

Así que aquí estoy, sin posibilidades de ponerme en marcha, y a la vez temiendo equivocarme cuando llegue el momento, y defraudar, no ya únicamente a mí, sino a los de mi alrededor. Otra vez.

Sé que me diréis que merece la pena arriesgarse a pesar de que no se tome la decisión adecuada, pero tengo la sensación de que mi vida ha sido y es una gran sucesión de equivocaciones, y ya estoy cansada; muy cansada. En todos los sentidos.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

5 mensajitos al respecto:

finnegan bell dijo...

hombre, una cosa está bastante clara: de la vida no se puede tirar la toalla porque, por mucho que te empeñes, la vida va a seguir, con o sin ti...

besitos de ánimo

Pandora dijo...

Sé que tu situación no es fácil pero pienso que estamos para equivcarnos y si vuelves a equivocarte, tampoco se acaba el mundo, ¿o se acabó las otras veces? Haz lo que creas que es mejor para ti, el tiempo ya te dirá si tomaste la decisión adecuada o no...
Un saludo.

Kalikrates dijo...

¿Ya estás en uno de tus bajones? Recuerda que es solo temporal y luego te viene el ánimo.
Te respondes tu misma en ese último párrafo: lo peor de lo que te está ocurriendo es posiblemente el cansancio de trepar y caer muchas veces seguidas, pero como te dejes vas a añadir la culpabilidad de haber abandonado y, cree que sé de lo que hablo, entonces no te sentirás mal, sino una auténtica mierda. Aguanta un poco más.
Respecto a otra de tus frases, si te has equivocado es porque te has atrevido; quien se queda en casa no se arriesga pero tampoco tiene posibilidad de mejorar nada.
Creo que deberías elegir uno de los planes y seguir adelante con él. Si te sientes muy indecisa, para seleccionarlo no deberías pensar en el propio proyecto, sino en algunas características que te parezcan esenciales, decidir cuál de ellas te importa más (ejemplo: remuneración, satisfacción personal, posibilidad de continuación, tiempo libre para otras cosas, buen ambiente …) y elegir el que más se adapte a ello.
En cuanto a defraudar a alguien, si consigues encontrar una ocupación (fíjate que no digo trabajo) donde te encuentres satisfecha, estoy casi seguro de que esa relación con los tuyos debería mejorar considerablemente. La familia y amigos, esa “sociedad inagotable de recursos mutuos (no solo económicos)” no creo que se sientan defraudados por ti, sino preocupados; a mi me pasaría si una de mis hijas no consigue un trabajo que la llene y la veo continuamente en casa con mala cara.
Un abrazo.

Coyote dijo...

"La vida es una tombola,tomtomtoooombola!" Lo dijo Marisol.

Orleans dijo...

No debes desesperar,pampis.Ya verás como al final salen las cosas.Has de intentarlo sin stress.Respira hondo y adelante,guapa-