RSS

Doña Vinagre

Hay una mujer, una persona de mi familia, con la que - por fortuna - no tengo mucha relación, debido sobre todo a nuestra distancia física y de caracteres. Ella tuvo problemas desde pequeña a la hora de socializar dentro y fuera de la familia, sobre todo por su empeño en dominar a los demás. No se trata de una relación problemática exclusivamente conmigo, sino que atañe a quienes la rodeamos. Hace muchos años compartimos un mes juntas fuera de casa, y ahí quedaron patentes nuestras diferencias. Y yo, sobre todo en aquella edad rebelde, no estaba dispuesta a tener una madre de repuesto - casi de mi misma edad - que me dijese lo que tenía o no tenía que hacer. Con el tiempo se suavizó la relación, aunque sabemos que somos incompatibles.
Esta mañana he tenido noticias suyas, las primeras en varios meses. El de hoy era un e-mail pidiéndome - no, perdón: demandando - que retirase una foto suya de Facebook, en la que aparecemos siendo niñas. Ni un saludo, ni buenas formas, ni nada. Muchos signos de exclamación y palabras enteras en mayúsculas, para que me quedase muy clarita su postura.
Mi primera reacción fue contestar mandándola a un sitio, pero me arrepentí en el último momento. Como siempre. La verdad es que pienso en lo triste que debe ser pasarse la vida enfadada con el mundo, medio sola y amargada, y al final, respondo de una forma muy suave, casi disculpándome. Incluso siento lástima mientras escribo este post, pero necesito contarlo y creo que estoy haciéndolo con respeto.
Sólo sus allegados más próximos se pueden permitir enfrentarse a ella. Si el resto hiciésemos lo mismo, daría lugar a un conflicto familiar, y nadie quiere problemas. Pero escribo esta entrada porque ya estoy un poquitín harta de que las pocas veces que nos ponemos en contacto, sea en este plan tan brusco, y que, encima, me contagie su fastidio.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

1 mensajitos al respecto:

Ingrid dijo...

Buufff! ¿Y qué si se empieza una guerra familiar? lo que no puede ser es que ella se le permita este comportamiento por el bien de los demás!
Seguro que piensa que si nadie la contradice es porqué ella tiene razón.