RSS

En la librería

Entro en la librería. A pesar de tener claro qué libro quiero, no puedo evitar recorrerla buscando títulos que llamen mi atención. Es un establecimiento normal; ni grande ni pequeño. De hecho siempre que entro pienso que no es lo suficientemente atractivo ni acogedor, tal y como deberían ser las librerías. Sin embargo, los dependientes son cordiales sin caer en adulaciones ni servilismos, y supongo que es ese trato el que hace que esa librería sea mi favorita. Lo cierto es que algunas veces he entrado únicamente buscando un sitio amable donde refugiarme de malos momentos.
Doy la vuelta de rigor, despacito, pensando que alrededor del mostrador hay tres clientes y dos dependientes, enfrascados en conversación... y el título del libro que quiero - y que no encuentro en los estantes - se las trae; ¡como para pedirlo de viva voz delante de tanta gente!
Al final, me acerco al mostrador:

Yo: Hola, estoy buscando un libro que se titula Manual de la Perfecta Cabrona*, de Eliz...
- Vayaaaaaa...
- Pero bueeeenoooooo....
- Hombreeeee.....
(dicen al mismo tiempo los dependientes y uno de los clientes)
(Risas)
Cliente: Pero, mujeeeer, ¿pero cómo...? Pero vamos a ver, ¿no tenéis bastante siendo cómo sois, que nos tratáis como nos tratáis sin necesidad de manuales?
Dependiente: Si los que necesitamos un manual para defendernos somos nosotroooos...
Cliente: Lo que faltaba; mira cómo son por naturaleza, y encima van y escriben una guía para perfeccionarse...!
(Risas)
Clienta: Calla, que a mí esto me interesa... ¿Está bien el libro?
Yo: Bueno, he leído algunas páginas por internet y sí; no está mal y parece muy entretenido.
Clienta: Ay, pues me interesa, me interesa a mí también!
Cliente: Halaaa... otra máaas... No, si desde luego...
(Risas)
Cliente: ¿Pero eso para qué lo queréeeeeis...? ¿Quién va a comprar eso...?
Dependiente: Pues lo hemos tenido, pero está agotado y habría que pedirlo.
Yo: Ah, entonces veo que se vende bastante bien...
(Risas)
Dependiente: ¡Pues sí, pues sí!
Yo: Vale, pues pídeme uno, si haces el favor.
Clienta: Y yo, yo también quiero uno.
(Risas)
Dependiente: Bien; lo tendremos en una semana, más o menos.


(*) Gracias a Venus, cuya recomendación, de momento, me ha hecho pasar el mejor rato del día.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

6 mensajitos al respecto:

Anónimo dijo...

Para descarga:

http://www.maldito-ocio.com/libros-y-audiolibros/1373-manual-de-la-perfecta-cabrona.html

Lola dijo...

Creo que más de una (yo por ejemplo también) nos vamos a interesar por el libro,...
De todas formas, me jode sobremanera que la gente se meta en tus asuntos y que hagan comentarios banales y tópicos sobre las mujeres, hay que joderse!!
Un abrazo!

Manzana de caramelo dijo...

Yo en esas situaciones me muero de la verguenza.

besitos de caramelo!

Venus dijo...

Me da gusto saber que te animaste a ir en busca del libro. Ese... es el primer paso!!!
Como te dije no es una receta de cocina, pero te será de mucha ayuda.

Te dejo una frase contenida en él:
"HASTA QUE NO PIERDES TU REPUTACIÓN, NO TE DAS CUENTA DE LO PESADA QUE ERA NI DE LO QUES ES REALMENTE LA LIBERTAD" Margaret Mitchell.

Vergüenza??? NO, YO CREO QUE NO!!!

pd. Ponte frente al espejo y mirádonte a los ojos agradecete a ti misma el haberlo hecho!!! Yo sólo te sugerí el libro. El resto lo hiciste tú!!!

Seguimos en contacto y un abrazo cálido desde México!!! ;)

isis dijo...

Desde luego estas situaciones del día a día, son la salsa de la vida!! Sobre el libro, espero que cuando lo leas nos des tu opinión, quizá me decida a comprarlo. Un besazo y ánimo!

Orleans dijo...

Hay gente que tiene una incontinencia verbal de lo más patetica.Por qué no se quedarán en su casita haciendo calceta?Arrrrgh!
Un beso,y disfruta de la lectura.Como si quieres comprarte Diario de una flatulencia...no et fot!!!!