RSS

Sobrecarga

A veces una se mortifica creyendo firmemente que está debiendo algo a alguien, convencida de que debería dar y hacer mucho más... porque sí, porque "así debe ser".
Y sólo cuando una tercera persona te saca de tu error asegurándote que no es cierto, que nadie te exige el nivel que tú te estás autoimponiendo, eres capaz de perdonarte (o casi) por algo de lo que realmente no eres responsable.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

7 mensajitos al respecto:

Rutipiti dijo...

Qué bueno cuando te sacan de ese bucle...
Aunque lo ideal sería no volver a caer en él. No tanto por la cara de tonta que se te queda, sino por el sufrimiento que nos (auto)causa(mos).
Suerte en tu nuevo curro!

Venus dijo...

A veces nos autocastigamos, pues pensamos que no damos lo que "deberiamos" dar. ¿Esto según quién? Claro según nosotros mismos. Vivimos un conflicto eterno, entre el ser y el deber ser. O sea digamos que, algo Socrático. Pienso luego existo... De "deber" desprende todas nuestras "culpas" por no alcanzar la perfección, lo que hacemos nos parece insuficiente, por ende aseveramos que a los que nos rodean también, y comenzamos a exigirnos más y más sobrecargándonos de asuntos que a la postre.. no podemos con ellos y como resultado comenzamos a fallar.
"El ser" nos permite "autolimitarnos" a lo que "si" podemos hacer y cumplir al 100%. La satisfacción de ir cumpliendo poco a poco las responsabilidades y actos que nos proponemos es inmensa, pero lo es más conseguir el "autoperdón" por no aceptar todo y a todos diciendo que "si".
Te recomiendo que veas la película The Mission (La misión) con Roberet De Niro.
Uno carga sus culpas y penitencias hasta cuando decide soltarlos. Sólo que la única persona que sabe cual es el momento de hacerlo eres "tú" Es como comer o respirar... "Nadie lo puede hacer por ti".

Saludos y un beso!!!!

Kalikrates dijo...

Dale las gracias y págale una copa a esa "tercera persona" por hacértelo ver y toma nota para la próxima vez.
¡Ah! y no te castigues.

luna dijo...

me encanta tu blog.por cierto,cuando puedas te pasas por el mío¿ok?¡kisses!

isis dijo...

A veces nos hace falta esa tercera persona para espabilarnos y hacer que nos demos cuenta de ciertas cosas. De la forma que sea, lo importante es que te hayas quitado ese peso autoimpuesto de encima, así que ¡enhorabuena!
Por cierto, felicidades también por ese nuevo trabajo. Me alegro mucho por ti :) Además, a pesar de lo malo que hayas oído por ahí, quizá tú seas la persona perfecta para el puesto y viceversa, no? así que con el tiempo todo se verá, seguro que te va genial!!
Ah! no se me olvida darte las gracias por tus comentarios, que siempre ayudan.
Un abrazo

Lou dijo...

la capacidad de exigencia es algo que varía en función de las personas: a unas les sobra y a otras les falta. Y esto es como los extremos, tan malo es no tener exigencia por nada, como exigirse demasiado (cosa que termina autodestruyéndonos si no sabemos dosificarla).

Un abrazo y que te vaya bien con el trabajo :)

Pampanitos Verdes dijo...

Gracias a tod@s por vuestros comentarios!!

;-)