RSS

Quiero y no puedo


De nuevo, he vuelto a perder el interés por la lectura. O, mejor dicho, me he enganchado a hacer pasatiempos, y de momento están relegando a un segundo plano a la pequeña montaña de libros que tengo pendientes de leer.

Me encuentro en una encrucijada: me apetece volver a leer, porque es una de mis pasiones; me sumerjo de lleno en la historia y pierdo contacto con la realidad durante el tiempo que dura la lectura. Relajo mi mente con historias ajenas entretenidas. Me encanta.
Sin embargo, mientras hago pasatiempos de manera casi compulsiva, no dejo de dar vueltas a lo que me preocupa, a lo que me ha pasado durante el día, a lo que he hecho, a lo que deseo hacer.


Quiero volver a leer, y no puedo. Cojo un libro, y no me centro en lo que estoy leyendo. El cuerpo (o la mente) me pide volver al cuaderno de pasatiempos. ¿Qué me pasa, doctor?

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

7 mensajitos al respecto:

Venus dijo...

Querida Pampanitos:

Tu cerebro está haciéndote una mala jugada. Si has perdido -momentaneamente- el gusto por la lectura, déjalo de lado. Dará mejor resultado retomarla cuando te entregues a esa pasión como antes.

Por la compulsión, sé de que se trata, intentas desviar tu atención de aquello que te preocupa, no lo logras. Sin embargo es una lucha entre tú y tu mente. Tú a demostrar que puedes desatenderlo y ella a hacerce presente...

Quién ganará? La que demuestre ser más fuerte...

Recuerda a Descartes: Pienso luego existo!!!

Un beso!!!

Flor dijo...

Últimamente me pasaba lo mismo pero, en lugar de pasatiempos eran series.
Todo hasta que mi padre me prestó "Historias de diván", un libro donde un psicoanalista argentino comenta 8 historias que acontecen dentro de su consulta. Son casos reales. Me lo leí en dos noches.
Por si te interesa, te podés bajar el libro y probás. Quizás logre que retomes la lectura.

http://www.4shared.com/file/74923022/3c320197/46003.html

Un besito

isis dijo...

Te entiendo bien, a mí me pasa lo mismo a veces. Va por rachas: o coges un libro y no eres capaz de dejarlo ni un minuto, o por más que intentas engancharte no consigues leer ni dos frases seguidas.

No sé qué tipo de libros lees, pero yo para salir de esas "malas rachas" suelo leer libros de cuentos-relatos, que se te hacen menos pesados, y poco a poco te picara otra vez el bichito de la lectura.

De todas formas lo de los pasatiempos está bien mientras! alomejor tu cabeza necesita dar vueltas y pensar en estos días, y como tú dices los pasatiempos te lo permiten mientras que los libros no.

Kalikrates dijo...

Te dejo un enlace de los derechos del lector de Daniel Pennac. Verás que algunos de ellos atentan contra esas "normas" que parecen ser obligatorias

http://www.edicionesdelsur.com/articulo_111.htm

Ya leerás cuando el cuerpo te lo pida.

Manzana de caramelo dijo...

Esas etapas las tenemos todos...coje un libro que de verdad te guste, aunque lo hayas leido mil veces...veras como no te ocurre!

Besitos ed caramelo!

Irene Jansen dijo...

¿Sabes lo que yo hago en esa época? Releo algunos de mis clásicos personales, esos libros que he leído tantas veces y tengo ya sobados... Como los conozco, me resulta fácil y grato releerlos. Hay para todos los gustos, desde el magnético El perfume hasta el mágico La historia interminable, desde el inquietante El túnel al amoroso El amor en los tiempos del cólera, desde el mordaz La regenta hasta el incomparable El retrato de Dorian Gray.

Tú tendrás los tuyos propios...

Orleans dijo...

A mí me pasa exactamente lo mismo.La lectura me evade...los crucigramas,cruzadas,etc me remueven la sesera...y acudo a ellos con más asiduidad de la que debería..será que en el fondo somos un poco masoquistas???espero que en breve encontremos las coordenadas de nuestra vida.Un besazo.