RSS

Fantasmas del pasado

Como ya sabéis, de vez en cuando atravieso temporadas sumida en la nostalgia más pura y dura que podáis imaginar. Hacía tiempo que había logrado suavizar ese sentimiento tan grande de pérdida que tengo cuando recuerdo el pasado. En parte ese malestar desapareció cuando, gracias a la herramienta de reencuentros que es Facebook, volví a estar en contato con algunas de las personas que formaron parte de unos momentos que para mí están plagados de oportunidades echadas a perder, pero también de ratos inolvidables. Quizás el volver a "materializar" a esa gente me ayudó a compartir esa nostalgia y restarle importancia.
Ayer, sin embargo, apareció una persona que, sin venir a cuento, me saludó y me dijo que uno de mis amorines del pasado me mencionaba con frecuencia. Un compañero de trabajo de otra provincia, de quien ya he hablado por aquí (lo siento, no encuentro la entrada) y con quien tuve una relación completamente platónica. Cuando me lancé e hice un intento de convertir la historia en algo real, él desapareció y desde entonces (hace varios años ya) ha eludido cualquier contacto conmigo. Nunca supe si lo había hecho para evitar una relación a distancia, o si sus razones eran otras y yo de verdad no le interesaba.
Lo cierto es que este amigo suyo me ha dejado dándole vueltas al asunto desde ayer. No tengo la confianza suficiente con él como para preguntarle por la naturaleza de esas conversaciones, pero me muero de ganas de saber qué piensa mi huidizo ex-compañero de trabajo.
Una parte de mí se niega a estar pendiente de alguien que no me dió ninguna oportunidad, y sin embargo no puedo evitar revivir aquellos momentos de máxima tensión (de la buena) entre los dos.
Supongo que lo que debería hacer es intentar dejarlo correr y evitar remover el pasado. Eso es lo que creo, pero no sé si es lo que quiero.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Cal y arena

Al fin se ha materializado mi contrato con la empresa (hasta hace unos días trabajaba a través de una ETT). Cubro una baja que se agotará en la última semana de Mayo.
Qué curioso. Por una parte me siento contenta poniendo fecha de finalización a una actividad que no me agrada; por otra, me da un poco de miedo volver a la incertidumbre de buscar trabajo. La perspectiva de pasar el verano libre es fenomenal. La idea de pasarlo sin un sueldo, resulta preocupante.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Oro

Lo más preciado no es encontrar un lugar agradable, un paisaje bonito, un buen libro, una película interesante, buena compañía...
Lo más preciado es disponer de tiempo suficiente para disfrutarlo.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Miura

Cuando un chico de mi trabajo, simpático pero prácticamente desconocido, con quien no he entablado más de diez minutos de conversación, y a quien - aparte de mi correo electrónico - no he dado mayores muestras de interés, me dice que estoy muy guapa en Facebook, que me deja probar su (adorada) moto cuando quiera y que si me fuera mañana de viaje él se iría conmigo... ¿cómo se supone que me lo tengo que tomar?
¿Me hago la sueca (y sorda) e ignoro las señales?
¿Me hago la moderna y me autoconvenzo de que estas son las nuevas demostraciones de inocente amistad entre cuasi-extraños?
¿Me hago la interesante y dejo que siga dorándome la píldora?
¿Le paro los pies y le digo que no siga por ese camino?
¿Le hablo de lo más anti-erótico que se me ocurra, para desviar las conversaciones?
Ah... los dilemas.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Recursos Humanos

Nunca me ha gustado visitar el departamento de Recursos Humanos de las empresas para las que he trabajado. No puedo evitar sentirme como cuando era una adolescente y tenía que pedir permiso a mi padre (mi madre era más flexible) para salir hasta tarde. Tenemos grabada a fuego la idea de que las empresas te están haciendo un favor teniéndote en su plantilla. Ya desde el momento de la entrevista de trabajo, te preguntan por qué aspiras a formar parte de la compañía, pero no te dan opción a preguntar ¿por qué tenéis interés en mí?. Las empresas están basadas en favores mutuos entre empresarios y trabajadores. Yo aporto mis conocimientos, para que puedas sacar adelante tu negocio. Sin embargo aprovechan el exceso de demanda de empleo y la facilidad de los despidos para hacerte sentir que todo lo que tienes se lo debes a la empresa. No: una parte de lo que tengo en la vida, se lo debo al esfuerzo que realizo dentro de la empresa.
Es por eso que hoy me han pedido que solicite fechas para mis vacaciones durante este año, y no he podido evitar entrar en la oficina de Recursos Humanos como un corderito, como si fuese a reclamar algo que no merezco. Además, me han dejado muy claro que los empleados con mayor antigüedad en la empresa tienen preferencia, y me han dicho que no me haga ilusiones escogiendo fechas populares, porque probablemente no me las concederán. Me incomoda que, a estas alturas de la película, me dén lecciones de lo evidente, como si fuese una becaria y este mi primer trabajo.
Me he sentido como una niña de 15 años a la que su padre le hubise dicho: "de acuerdo, puedes salir hasta más tarde, pero obedece a tu hermana mayor y haz todo lo que te diga. Y a las 12 te quiero ver en casita".
Pero he puesto mi mejor sonrisa y me he despedido con un "graciasss..."

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Batiburrillo de sensaciones

Tras un mes en el nuevo empleo, y habiendo una creciente confianza entre nosotros (la justita, pero más evidente que en los primeros días, por razones obvias) comienza a perfilarse con mayor nitidez la verdadera personalidad (al menos en el ámbito laboral) de los compañeros de trabajo.
Aunque de momento no hay nada seguro, creo que tengo muchas probabilidades de ampliar mi estancia en la empresa, y noto que mucha gente de allí lo sabe. A pesar de que no soy una persona particularmente sociable, se muestran más amables - en general - conmigo que con el resto de los novatos, y tienen detalles como el de incluirme espontáneamente en sus charlas durante el descanso. También he notado que le caigo especialmente bien a una de las encargadas de grupo. Se molesta en saludarme, bromear y charlar conmigo cuando tiene un momento libre. Siento que se toma mis errores con más paciencia que con el resto, como si tuvieran menos importancia que los de los demás. Incluso me ha dicho en un par de ocasiones, con cierto tono maternal: "lo estás haciendo muy bien". Es cierto que una vez me indican un fallo me cuido mucho de volver a cometerlo, y sé, por casualidades de la vida, que los jefes de la empresa están muy contentos conmigo. Pero todo esto es tan nuevo para mí, que me cuesta asimilar que una novata tenga tan buena acogida en una empresa tan estricta con sus empleados. Me resulta complicado explicar la situación. Para la empresa somos números; cada empleado tiene el suyo. Las relaciones son, al menos en la superficie, estrictamente profesionales. Incluso tenemos prohibido hablar entre nosotros durante las horas de trabajo, para no dificultar una actividad que requiere cumplir unos objetivos. Y en medio de todo este ambiente aséptico e impersonal, en medio de una actividad que no me atrae lo más mínimo, descubro que soy una empleada apreciada. Si el trabajo fuese distinto, en algo relacionado con lo que más me gusta, estaría flotando en una nube ante esta situación. Sin embargo ahora mismo no sabría definir cómo me siento. Halagada, frustrada, agradecida, atrapada, afortunada, desdichada.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS