RSS

Detalles


Abril. Paso la hoja en mi calendario. Mi bonito - qué digo bonito: precioso - calendario de pared, con fotografías antiguas de geishas. Me quedo embobada unos instantes, contemplando de cerca los detalles de la foto de este mes (la misma que ilustra esta entrada). Me alejo, me siento en la cama y continúo contemplando la escena unos minutos.

Resulta curioso cómo el hecho de realizar ese pequeñísimo cambio - el tener algo nuevo, diferente y bonito en mi habitación - me alegra no sólo la vista, sino también el espíritu, y me anima a pensar que las cosas empezarán a mejorar muy pronto.


Pero resulta aún más curioso comprobar cómo a veces necesito muy poco para contentarme, y, sin embargo, otras casi nada es suficiente.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Alivio

Justo cuando mi problema en el trabajo comenzaba a agravarse, el comentario casual de una compañera consiguió quitarme un gran peso de encima:
- Muchos de estos que tanto se quejan de las horas a las que llamamos, son los que después no tienen ningún inconveniente en dar por saco al personal de los centros comerciales a las 10 menos cinco de la noche.
Puede que no se justifique, pero desde entonces, cada vez que me agobio en la última hora de la jornada, pienso en los clientes rezagados de El Corte Inglés.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Cóctel

Creo recordar que otros años por estas fechas me encontraba en un estado semi-catatónico propiciado por la temida astenia primaveral. Este año mi entrada ha sido bastante más movida, gracias a una serie de acontecimientos que han tenido lugar en apenas una semana.
Tenemos, por un lado, mi permanente estado de estrés de lunes a viernes, debido a mi trabajo (y no; por mucho que insistan algunas personas de mi entorno, no está medianamente bien pagado, porque lo que hay que aguantar no se paga con ese sueldo). Por otro lado he recibido malas noticias acerca de enfermedades y muertes repentinas de personas cercanas a mí, y de otras a quienes conocía de una forma diferente (no sé vosotros, pero cuando fallece alguien famoso que me caía bien, me quedo un poco triste durante un par de días). Para añadir más desconcierto y sensaciones confusas, en el trabajo insinúan que renovarán mi contrato (¿es una lotería que me ofrezcan más trabajo en una actividad que me desagrada, en estos tiempos de penuria laboral?). Además, en unos días recibiré una visita de alguien a quien espero con ganas, acompañada de un fin de semana largo. Ah, y, gracias a vacaciones y fiestas varias, hasta mediados de Mayo, mis semanas serán de 4 días laborables.
En lo que a mi vida social se refiere, hay días en los que no tengo noticias de ninguno de mis amigos - ni de los virtuales ni de los de carne y hueso - y, cuando empiezo a sospechar que el mundo se ha olvidado de que existo, y a preguntarme si habré dicho o hecho algo fuera de lugar, de repente todos parecen ponerse de acuerdo para llenar mi bandeja de correo electrónico y mi móvil de mensajes en el mismo día. Algunos son mensajes llenos de cariño, que nunca dejan de sorprenderme.
Definitivamente llevo una semana llena de contrastes. Acostumbrada como estoy desde hace años, a que "nunca pase nada", emocionalmente no sé cómo encajar tantos y tan variados acontecimientos. Siento que necesito salir corriendo para refugiarme en algún lugar y esconderme de todo. Pero a la vez también quiero compartirlo todo (o casi todo) con los demás. Estoy desconcertada y llena de ansiedad.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

...qué ganas tenía...

Adiós invierno, ¡hola primavera!

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Malnacido

Tengo una conocida que aún no ha cumplido los 30. Llevaba un tiempo encontrándose bastante mal, así que fue al médico. Tras escuchar los síntomas, éste le espetó sin inmutarse: "Por lo que me cuentas, yo diría que lo tuyo va a ser cáncer de colon. Es una posibilidad, así que para estar seguros, te voy a dar cita con el especialista que bla bla bla".
Yo no estaba presente en ese momento, pero, por lo que cuentan esta chica y su madre, me juego el sueldo de un año a que había más preocupación y empatía en el tono de voz de mi médico cuando me recetó antibióticos para un catarro que rebelde que amenazaba con convertirse en crónico.
Ante individuos como el doctor - o mejor dicho, matasanos - de mi amiga, tan deshumanizados que ven a sus pacientes como simples trozos de carne sin sentimientos, no me extraña que haya quienes se sientan tan ofendidos que reaccionen arremetiendo física y verbalmente contra ellos. Es a tipejos así a quienes me gustaría ver sentados al otro lado de la mesa, recibiendo un poquito de su propia medicina (y nunca mejor dicho).

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Meme toca la moral...

Lola ha vuelto... a escribir.
Y viene repartiendo... memes.
¿Y a quién le ha tocado la china de continuarlo? ... Efectivamente.

Este consiste en enumerar las cosas que me sacan de quicio. Aprovecharé para dejar por aquí algunas ahora que estoy cansada y con ganas de terminar por hoy, porque si esto me pilla fresca y lozana, necesitaría responder por capítulos y no es plan. Allá voy:

- Las cluecas. Me explico: las mujeres (porque el 99,9999% de las veces son mujeres) que emiten sonidos del tipo "oooooh... aaaaaahhh... ayyyyy... uuuuuuuh..." y similares cuando entra en escena un bebé o cualquiera de sus accesorios y complementos.

- Los conductores que se pegan al culo de mi coche. Si lo hacen por ciudad, voy dando toquecitos al freno para ver si pillan la idea de que molestan.

- El despertador. No importa el hecho de que use la radio para despertarme (detesto el biiip-biiiip-biiiiip). Odio a ese trasto maldito.

- Que la gente me interrumpa cuando estoy hablando, para decir algo que no tiene nada que ver con lo que estoy diciendo. Síntoma evidente de que no me están escuchando.

- Que un grupito de 2 ó 3 personas hagan chistes privados continuamente, sin dar más explicaciones al resto, y casi siempre poniendo verde - en clave - a una tercera persona.

- El exceso de formalidad. No puedo con ello. Me parece perfecto guardar las formas en determinados ambientes y situaciones, pero de verdad que hay gente extremadamente formal en cuyas estrechas mentes resulta impensable salirse un milímetro de la norma.

- La doble moral (y los dobles raseros).

- El machismo y el feminismo.
- Camela (y sus derivados)


Y para seguir la tradición de rompecadenas de memes, invito a que todo el que quiera lo haga. (Aunque, tengo que decir que me gustaría que Finn, Kalikrates y Venus nos contaran qué cosas les sacan a ellos de quicio).

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Mirar hacia otro lado


Esta tarde he podido percibir la soledad y la frustración de una persona a quien apenas conozco, y, como si de dos polos iguales de imanes se tratase, he salido huyendo, sin ánimos ni ganas de decirle que sé muy bien de lo que habla y no es el único que se siente así. Buscaba un hombro en el que llorar, y sutilmente me he negado a prestarle el mío. En un pequeño gran ataque de egoísmo, decidí que, ya que casi nadie muestra esa clase de solidaridad conmigo, yo tampoco lo haré hacia otros si ello supone para mí una especie de obligación.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Vergüenza

Durante cinco días a la semana, paso un buen rato de auténtica vergüenza llamando por teléfono a los clientes a unas horas de la noche poco apropiadas para telefonear.
Durante esa hora, u hora y media, cinco días a la semana, no sé si salir corriendo o echarme a llorar. No soy como muchos otros compañeros, que se disculpan mecánicamente sin darle más importancia y pasan al siguiente cliente. No lo soy, y no quiero convertirme en uno de ellos.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Misión cumplida


He vuelto a leer. No con tanto ímpetu como antes del parón de cuatro meses, debido, sobre todo, a que salgo de trabajar a las diez de la noche, con la mente y el cuerpo cansados tras ocho horas casi sin pausa. Aún no he retomado la costumbre de pasar un par de horas de lectura intensa en la cama, porque me vence el sueño; pero estoy muy contenta de volver a ser capaz de sumergirme en historias interesantes. He conseguido dejar a un lado el estrés del trabajo y de los problemas cotidianos, y eso hace que me sienta un poquito más en control. El secreto está en ser paciente y dejar que el tiempo ponga las cosas en su sitio.

Mi siguiente objetivo es volver a hacer fotos.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Flores

Sólo quiero que conozcas el impacto que causas en mi vida. Pienso en tí constantemente. Creo que siempre serás una parte especial de mi vida del pasado, presente y futuro, y no quiero perder eso jamás. Eres una inspiración creativa para mí. Imagino a grandes directores y autores escribiendo e ideando escenas para tí. Estás llena de amor, pasión, agallas, belleza, sexo y energía pura. Eres la clase de persona que hace que me emocione estar vivo. No todo el mundo tiene la oportunidad de conocer a alguien como tú y por ello estoy feliz.
Mensaje de texto enviado por uno de mis amigos más cercanos.
Las personas de mi alrededor nunca dejan de sorprenderme y darme alegrías. Por eso las mantengo a mi alrededor.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Que llegue ya...


¿Qué nos pasa a unos cuantos, que - de repente - estamos deseandito deseandito que llegue el buen tiempo? La primavera está a la vuelta de la esquina, y quizás por ello Marzo se nos hace interminable.
Estamos cansados de pasar demasiado tiempo huyendo del frío, acurrucados en el sofá o en la cama. Cansados de llevar interminables capas de ropa y - en algunos casos - la perenne bufanda. Cansados de ver días grises y nubes bajas. De cuidarnos para no coger el enésimo resfriado. Queriendo ver luz y colores alegres. Sentarnos al sol sin pensar en nada.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Aceptación

Una vez me dijeron: "Aprende a aceptar halagos".
Aún estoy en ello. He conseguido ser capaz de dar las gracias por ellos sin ruborizarme externamente, pero en mi interior, a pesar de que me gustan y suben mi temperatura corporal un par de grados momentáneamente, no me los acabo de creer del todo. Sé que es una estupidez. ¿Qué plan oculto puede tener alguien por el mero hecho de decirme que tengo una letra bonita, que le gusta mi falda o que hablo bien inglés? No estoy en una posición que me permita hacer favores especiales a nadie, así que ¿por qué en el fondo los piropos me incomodan y me suenan vacíos, a pesar de la sinceridad de quien los emite?
Imagino que será porque primero me los tengo que creer yo misma. Y me supone un gran esfuerzo mental que desearía empezar a superar. Porque (aparentemente) yo lo valgo.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS