RSS

Vergüenza

Durante cinco días a la semana, paso un buen rato de auténtica vergüenza llamando por teléfono a los clientes a unas horas de la noche poco apropiadas para telefonear.
Durante esa hora, u hora y media, cinco días a la semana, no sé si salir corriendo o echarme a llorar. No soy como muchos otros compañeros, que se disculpan mecánicamente sin darle más importancia y pasan al siguiente cliente. No lo soy, y no quiero convertirme en uno de ellos.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

5 mensajitos al respecto:

Kalikrates dijo...

No te lo tienes que tomar como algo propio. Piensa que quien te dice algo desagradable tampoco descarga contra tí, sino contra un aparato telefónico inoportuno. Piensa que es solo lo que haces para cobrar un sueldo y que no eres tu quien decide cuando o a quien se llama. Como dicen en El Padrino antes de poner al personal unos zapatos de cemento o hacerle alguna otra gracia similar, "no es nada personal, solo son negocios"

finnegan bell dijo...

bueno, esas cosas marcan. yo siempre digo que me río de aquella vez en la que una clienta enfadada me llamó, por teléfono, HIJO DE PUTA. literalmente.

pero en el fondo, siempre me duele un poco. no por el insulto en sí, sino por los motivos, porque ella tenía motivos más que suficientes para estar cabreada y yo estaba atado de pies y manos pensando en que ella tenía toda la razón, que la empresa le estaba tomando el pelo a la pobre mujer... y yo enmedio, claro, porque no podía hacer nada por resolver su problema porque la empresa, sencillamente, pasaba en moto de las reclamaciones.

Pampanitos Verdes dijo...

Kali: Es evidente que la vasta mayoría de la gente trabaja por dinero, pero quien más, quien menos, encuentra aspectos positivos en su trabajo. Yo puedo prometer y prometo que mi trabajo actual lo hago exclusivamente por dinero. Ni el ambiente, ni l@s compañer@s, ni la actividad, ni el horario... NADA, a parte del sueldo, me impulsa a coger el coche cada día para ir a este trabajo. Espero tener un oportunidad en otra parte pronto.


Finn: Si algo me está enseñando este trabajo es que, la próxima vez que conteste al teléfono y haya una teleoperadora al otro lado (aunque no suelo contestaar si no conozco el número o es oculto), le daré la oportunidad de soltar el rollo y diré "no, gracias", en vez de colgar abruptamente.
Hasta que no lo vives, no te das cuenta de que la mayoría de ellas sólo hacen un trabajo muy puñetero.

Venus dijo...

Pampanitos...

Considera que alguién tiene que hacer el trabajo sucio y las más de las veces para eso nos pagan. No siempre lo que hacemos nos regocija, pero cubre hasta cierto punto nuestras necesidades básicas.
Desafortunademante no siempre estamos y hacemos lo que nos gusta por dinero.

Un beso desde acá y gracias por tus líneas.

Nadia dijo...

No es personal, nos enfadamos con la empresa que te manda hacer ese trabajo tan puñetero como tú misma dices, no con el que llama. Al colgar tras un 'nomeinteresagracias', decimos 'que pesada telemónica' o 'qué pesado el palsalón'.

Aunque te debes encontrar con cada personaje que vertirá todas sus fustraciones contigo.

No mentiré si digo que cuando veo un número privado me pongo un poco a la defensiva, aunque la curiosidad me pued y descuelgo.

Ánimo, no desesperes y espero que encuentres algo pronto ;o)