RSS

Jaqueca

El malestar físico que estoy sufriendo a causa de mi actual situación, va en aumento. Desde ayer sufro un tenue pero permanente dolor de cabeza que acompaña al revuelto de estómago de todos los días laborables.
Debe ser por tanto pensar. Le doy vueltas no ya sólo al hecho de decidir qué debo hacer; ahora también me pregunto si estoy siendo demasiado dura conmigo misma o simple y llanamente una egoísta que desea que las cosas salgan a su gusto. La cuestión es que recuerdo muy pocas cosas que hayan salido a mi gusto en los casi 35 años que llevo pululando en esta vida.
Me encuentro desbordada por pensamientos contradictorios: "cada uno debe intentar buscar su propia felicidad" versus "cada uno debe saber afrontar la adversidad, pues en esta vida las cosas no siempre salen como uno quiere" versus "hay gente con problemas muchísimo más graves que los tuyos; deberías dar gracias por lo que tienes".
Veamos: la adversidad impide (o al menos dificulta) la felicidad; entonces, si no soy feliz, ¿debo resignarme - porque hay problemas peores en la vida - e intentar sobrellevar la adversidad?
Ignoro si la respuesta está delante de mí y soy incapaz de verla. Llevo varias semanas sumida en un grado de confusión que me impide razonar con claridad, y es posible que tome una decisión que me cueste caro. Recibir respuestas del tipo: "la decisión es únicamente tuya", es tan cierta como aterradora.
No sé a quién acudir. Percibo que los demás están ocupados con sus propios problemas, y me parece algo natural. Tampoco yo estoy centrada en estos momentos como para ser de utilidad a nadie. ¿Estoy siendo egoísta al desear que alguien arroje una luz para ayudarme a salir del atolladero? No quiero ser una egoísta, pero no distingo si lo estoy siendo o si me estoy exigiendo demasiado a mí misma por pensar así.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

7 mensajitos al respecto:

Nadia dijo...

Pues si te sirve de algo, la única forma de ayudar a otras es encontrarte mínimamente feliz y completa ;) La decisión es tuya, por lo tanto tienes que tomarla pensando en tí. Besos y ánimo!

finnegan bell dijo...

lo de aceptar con buena cara la adversidad es un invento del cristianismo para dejar que nos las cuelen dobladas... el problema es que nos han soltado el mismo rollo desde hace tanto que nos lo hemos acabado creyendo.

por eso hay que hacer ejercicios de 'desintoxicación'; hay ponerse frente al espejo tres veces al día (mínimo) y decirse a uno/a mismo/a: querer ser feliz NO es egoísta. hacer lo que a uno le hace feliz aunque a los demás no les guste NO es ser egoísta. perseguir tus sueños NO es ser egoísta. y se pueden añadir todos los etcétera que cada uno quiera...

sé que suena un poco a libro de autoayuda (de hecho, en parte, un poco sí que lo es), pero es totalmente cierto y muy recomendable para nuestra salud mental.

un besote.

kpa dijo...

si no sabes que hacer ...mejor dejarlo correr...
si sabes que hacer pero tienes miedo a equivocarte...
no hagas nada.,.
yo tambien he pasado por esa situacion de indecision y creeme lo mejor es no pensar y que las cosas pasen como tengan que pasar...
no es lo mejor... estar prisionero de las situaciones..

pero tanto comerse el coco desgasta energias y nubla la razon

Ingrid dijo...

Te digo lo mismo que en el anterior comentario, no te flageles a ti misma, si realmente te amarga estar en este trabajo déjalo. ¿Por qué aguantar si hay una alternativa?

Orleans dijo...

No soportes más losas,Pampanitos!!!Querer ser feliz aún sabiendo que hay otros que están peor que tú,tomar deciciones que puedan perjudicar a terceros(q no creo que sea el caso),querer ser aconsejada o escuchada no es en absoluto de egoistas.Para nada.Crees que los demás lo son cuando acuden a ti,aún siendo conscientes de que a lo mejor no estás en tu mejor momento?a que no!!!pues ahí tienes la respuesta.
De todos modos, sabes donde estoy si tienes algún momento de debilidad,o necesitas divagar...
Fuerza,ánimo,y vamosssss!!!

Un besazo,guapi!

Otratazadecafe dijo...

Bueno, yo no soy la más indicada para dar consejos ni ofrecer soluciones, puesto que me costó años tomar una decisión y sé bien que es complicado y que lo que viene después es aterrador e imprevisible.
Pero sí puedo decirte que, aún en el caso de estar siendo egoísta... ¿y qué? ¿qué pasa si por una vez en esta vida piensas en ti y solamente en ti? No puedo estar más de acuerdo con el comentario de Finn. Quizá esta vida no esté hecha para "soportarla", si no para intentar vivirla de la forma que nos haga más felices. (Jo, ahora parezco el anuncio de coca cola).
Y, ante todo, está tu bienestar físico y mental. Si no tienes eso, te aseguro que todo el resto importa bien poco...

Yandros dijo...

Me abstendré de dar consejos para la toma de decisiones...no conozco todas las variables.
Pero si puedo dar uno para el "después" de la toma de decisiones: una vez que la hayas tomado, no mires atrás, no pienses que "hubiera pasado si cojo la otra alternativa", porque no será real. Si te va mal con la decisión tomada, siempre creerás que la otra decisión te hubiera llevado a mejor camino, cuando lo cierto es que jamás lo sabrás, y no tiene sentido perder el tiempo con las hipótesis pasadas.
Así que mucho ánimo!