RSS

Más esperanzas

Lo he comentado en otras ocasiones. Tengo por costumbre utilizar este espacio para desahogarme cuando algo me preocupa o me molesta, pero esto no quiere decir que después, en mi vida "en 3D" tenga motivos para sonreír y reír genuinamente en mi día a día.
Y sí; actualmente me siento encadenada, "castigada" a pasar 8 horas diarias con apenas un breve respiro, realizando un trabajo que detesto. Pero también cada día - o, en mi caso cada noche - salgo de ese lugar con la esperanza de que quizás al día siguiente surja una oferta mejor que me saque de allí.
Me enfado conmigo misma a diario, cuando me quedan unos minutos para comenzar la jornada, por no ser capaz de tener algo mejor en la vida después de más de 10 años de experiencia laboral. Pero también comprendo que no saco nada en limpio exigiéndome algo que a estas alturas resulta evidente que no lograré. Ni soy brillante, ni capaz de pisotear a otros para lograr mis objetivos, cualidades básicas (juntas o por separado) a menudo imprescindibles para lograr el empleo deseado.
Cuando empiezo a trabajar, busco pequeños trucos para matar las horas dentro de lo héctica que resulta la actividad. Anoto y voy tachando en mi cuaderno cada hora que pasa, y señalo con una estrellita el momento de salir de allí. Y cuando llegan las 22:00, me relajo y me apresuro a abandonar el lugar con una sonrisa de alivio y ganas renovadas de continuar buscando otro trabajo. Hasta que llegue ese momento, continuaré frustrándome 8 horas cada día, a cambio de un sueldo insuficiente, pero que mucha gente quisiera. Estoy dispuesta a seguir, a sacrificarme y no renunciar a ello de momento. Al menos hasta que mi salud mental se imponga a mis necesidades económicas.
Muchos dicen que más me vale acostumbrarme a ir de un trabajo desagradable a otro, porque "esto es lo que hay", pero esa actitud no me sirve. Quizás ahora mismo carezca del arranque suficiente para cambiar las cosas, pero no me resigno a pensar que no hay un empleo ahí, en algún lugar, ideal para mí y que me satisfaga. Es posible que mi actitud me acarree disgustos, pero siempre lo preferiré a vivir en un estado de frustración/resignación permanente. Mis ambiciones no salen de lo normal. No pretendo tener un puestazo en el que cobre mucho por trabajar poco (aunque a todos nos encantaría). Sólo pretendo estar contenta con lo que hago, para dejar de ser una mediocre.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

5 mensajitos al respecto:

Doble J dijo...

Hola, es la primera ves que te escribo, aunque a decir verdad se de tus vivencias a través de la Emperatriz del Trajin que ocasionalmente me platica lo que lee de ti. Hoy aprovechando que estoy en un receso laboral me doy unos minutos para escribirte.
Se de lo que hablas, pero como bien sabes el trabajo es tan feo que hasta pagan por hacerlo (es un chiste muy serio). Yo también estoy pasando por algo parecido a ti. Por muchos años he trabajado en lo que hago, pero cada día esto esta peor. Casi me vomito todos los días y debo aceptar humillaciones lo mismo de arriba que de abajo. He puesto a prueba mi mejor cara dura a fin de no "mentarle la madre" (expresión muy mexicana que es el máximo insulto que se le puede proferir a alguno) a todos con los que trabajo. Mis colegas comparten esta suerte de condena y deseamos salir de esta trampa que nos hace pagar las cuentas a un precio muy alto.
No somos los únicos, miles o millones tenemos que sobrevivir para vivir y quien diga que su trabajo es maravilloso y que se realiza plenamente como profesional o como ser humano... ¡miente! no le creas, sencillamente son idiotas que se creen sus propios cuentos y mentiras, y a base de repetirlas, terminan creyendo que son ciertas. Ser inteligente -como tu lo eres- siempre lleva el otro lado de la moneda que es como en The Matrix, saber como funciona por dentro el maldito sistema.

Pampanitos Verdes dijo...

Hola Doble J, bienvenido y gracias por escribirme.

Estela dijo...

Como te entiendo,

Después de una carrera profesional impecable, dura y justificada me he visto obligada a trabajar en un puesto que como poco considero humillante para el ser humano y sin recursos para rebatirlo, humillante hasta la exsasperación y buscando las fuerzas para conseguir lo merecido... por cierto? te he dicho que me pareces maravillosa?

Orleans dijo...

Sabes?podrás ser todo lo que quieras menos mediocre.Te prometo que podría describirte de mil maneras con lo poquito que conozco de ti, y en ninguna de ellas utilizaría esa palabra tan fea.Vales más de lo que crees, de lo que piensas...a lo mejor incluso de lo que te dicen.
Un beso, un abrazo...y bienvenida al club de las insatisfechas(hoy por hoy...gran virtud)

Cara de haba dijo...

Querida Pampanitos Verdes, no sabes como entiendo por lo que estás pasando, ha sido y sigue siendo uno de mis grandes retos, quiero disfrutar de mi trabajo!!!.

Mi consejo por propia experiencia es que sigas buscando, estudiando y moviéndote hasta que encuentres algo en lo que no te sientas tan frustrada y que mientras tanto veas este trabajo actual sólo como un medio para alcanzar ese fin.

Yo he dejado de buscar un trabajo en el que me sienta totalmente realizada, he llegado a la conclusión de que realmente no existe ninguno que cumpla con los requisitos necesarios....pero también es verdad que he conseguido tener uno que no me disgusta de esa manera tan intensa que describes y que un día no hace tanto tiempo, era la misma que utilizaba yo.

Besitos y mucho ánimo

P.D: no cuentes las horas que van pasando, eso es una tortura..