RSS

A mi querida amiga

Cuando tantos años más tarde el recuerdo de tu persona sale a relucir en cualquier conversación, no suele faltar quien lamente que tu vida haya sido tan corta, privándote cuando todavía eras casi una niña, de las oportunidades de las que disfrutamos los que aún estamos aquí.
Tú y yo sabemos, sin embargo, que a veces - más de las que me gustaría - he envidiado en cierto modo que la tragedia te haya librado de los sinsabores que a algunos de nosotros nos atormentan con tanta frecuencia. Las dos sabemos también que en las ocasiones en las que hablo contigo para compartir un golpe de buena suerte, daría cualquier cosa por que estuvieses aquí para celebrarlo juntas, y que desearía estar a tu lado donde quiera que estés cuando lo terrenal me sobrepasa y me ahoga.
Merecías más que yo la oportunidad de vivir sacándole el mayor partido a tu optimismo desbordante. ¿Qué sentido tiene que la muerte se lleve a los mejores? Yo me quedé aquí, rodeada de casi todo lo que puedo desear, y sin nada en realidad. Conocí la soledad el día en que te perdí para siempre.
De todos mis seres queridos ya desaparecidos, eres tú la primera persona en quien pienso. A veces la única. Tú no pudiste evitar tu fatal destino, y por lo visto yo parezco no poder (o saber ) afrontar el mío. Quizás esté destinada a reunirme contigo tarde o temprano, y quedarme a tu lado para volver a reírnos juntas como hicimos hace tanto tiempo, y para que vuelvas a ser mi roca, como cuando estabas aquí.
Te lo he dicho tantas veces que te aburrirá escucharlo de nuevo, pero gracias por haber llegado a mi vida y por continuar ahí, aunque ya no pueda verte.
Una vez me regalaste una fotografía tuya con una nota: No me recuerdes nunca, porque recordar significa haber olvidado antes. Tu amiga que no te recuerda, C.
Tampoco yo te recuerdo. Te echo de menos siempre.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

3 mensajitos al respecto:

Ingrid dijo...

Buff, que tristeza veo en esta entrada. No se qué buscas, no se que te falta pero agárrate a lo bueno de esta vida, del presente o incluso sueña con un futuro.
Creo que todo el mundo pasa épocas en que se ve todo negro y dan ganas de plantarse y decir que pare el mundo que yo me bajo aquí.
Espero que solo eches de menos a tu amiga y ya te reencontrarás con ella dentro de muuuchos años

Orleans dijo...

Creo que este post está lleno de belleza;triste,pero al fin y al cabo belleza.Tu corazón es enorme; pero tb te diré que eres tremendamente injusta contigo...ambas os merecíais estar aquí; tú no menos que tu amiga...que te quede claro.
Entiendo tu estado anímico; muchas veces me he sentido como tú...pero hemos de seguir...y seguro que en breve;en menos tiempo del q piensas,saldrá de nuevo el astro rey...(aunque estés en Belfast..jajaja)
Un abrazo cósmico.

Anónimo dijo...

Creo que es un post sobre todo Realista. Ella expresa lo que siente y siente que una parte se marcho para siempre. Cierto que a veces en la vida añoras la no-vida, y cuando se te quiebra y caen las ilusiones, proyectos y a veces la salud, no hay futuro. Y la realidad es que NO LO HAY, al menos como era antaño. Hay que volver a descubrir la vida, pero esta vez con un esfuerzo supersonico, ya que el camino por el que caminabas y sabias a donde ibas... Ya no está. Ahora ¿a donde ir?, ¿Como vas a encontrar el camino si no tienes a donde ir?. Así que, QUIETA, parada y triste. El tiempo que sea. Hasta que, poquito a poquito, casi imperceptiblemente se va abriendo una luz que ilumina un mundo extraño (sindo el mismo), y poco a poco, sin pretender nada, solo estando, nos acostumbramos de nuevo a él y vamos viviendo... (No sigo mas porque es donde yo estoy ahora).