RSS

Puñaladas

Pocas cosas hay que duelan tanto como la traición. ¿Será porque anteponemos nuestras expectativas y nuestro pateado ego ante el derecho de la otra persona a actuar como le venga en gana? De ser así, ¿sentirse ofendido es un acto de egoísmo?
¿Por qué resulta tan complicado poner en práctica aquello de "no esperar nada de nadie" para no llevarse decepciones?

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

8 mensajitos al respecto:

Venus dijo...

Mi querida Pampanitos,

La vida está llena de éstas... y provienen de quién menos te lo esperas. Sean amigos, conocidos o familia... igual lastiman.

En mi experiencia lo que te puedo compartir es que... no confies en nadie. Tomas las palabras como el viento sopla... así de pasadita. La única mano con la que siempre contarás será la que se encuentra al final de tu brazo.

Recibe un abrazo desde mi México, te ofrezco mi mano hasta el otro lado del Atlántico.

Pampanitos Verdes dijo...

Venus,
¿y no crees que es realmente triste darse cuenta de que es mejor no confiar en nadie? Es otra manera de confirmar que en realidad estamos solos...

Nereida dijo...

Hay que aprender que Nadie es imprescindible.
Pero todo este tipo de frases por desgracia, son faciles de decir y muy complicadas de aplicar. Por no decir imposible.

Ingrid dijo...

ok, estoy deacuerdo que cuando alguien te lastima, el corazón se encoge y duele incluso el alma, pero... ¿y las veces que aportan alegrías? no te olvides de estos momentos.
¡¡Animos pampas!! pronto llegará una personita que no te fallará!

silvia dijo...

Yo creo que la vida siempre esta llena de decepciones, si no, parte de ella, seria bastante perfecta.
Si que es verdad que lo mejor seria no tener imprescindibles, pero yo creo que eso es imposible... pero siempre existira gente entre nosotros que sean incapaz de decepcionarnos xq nos queran incondicionalmente..
y bonito blog...todo un placer leerte

Atenea y Xena dijo...

La trición duele y duele precisamente cuando tú das primero. Inevitablemente y aunque no lo hagas por obtener una respuesta, en el fondo si la esperas. Por eso duele tanto una traición.
Nadie da nada a cambio de nada, si das amor, esperas recibir amor, aunque no te lo den.
Un beso.............

Orleans dijo...

Las puñaladas traperas son aleccionadoras. Todos somos decepcionados, porque todos somos capaces de decepcionar. Nuestro dolor a la hora de darnos cuenta de una traición es proporcional a la decepción que sentimos al pifiarla nosotros con los demás seres humanos. Aunque sé quien puede putearme y esté preparada para ello; reconozco que sigo teniendo miedo.

ana dijo...

sin duda comparto que la traición o deslealtadson de los dolores mas intensos, no es egoista pensar en tus necesidades es egoista el que traciona tu confianza pensando solo en el/ella y hiere haciéndolo